Ningún país puede asegurar que no devaluará su moneda: Rousseff

domingo 30 de enero de 2011 11:10 ART
 

BUENOS AIRES, ene 30 (Reuters) - La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, dijo que ningún país puede asegurar que no devaluará su moneda, en declaraciones publicadas el domingo por medios argentinos.

Brasil y Argentina sufren, como la mayoría de los países emergentes, las consecuencias de la política de devaluación practicada por las dos mayores economías del mundo, dijo la mandataria brasileña en una entrevista concedida a los matutinos argentinos Clarín, La Nación y Página 12.

"En el mundo nadie puede afirmar eso (que no va a devaluar su moneda)", declaró la presidenta de la mayor economía de América Latina.

Rousseff agregó que "en los últimos tiempos hemos conseguido mantener el dólar dentro de una franja de fluctuación. O sea, no hemos tenido ningún derretimiento como se dijo por ahí. Osciló todo el tiempo entre 1,6 y 1,7 (reales por dólar)".

El real brasileño BRBY cerró el viernes a 1,683/1,685 unidades por dólar en el mercado interbancario.

Rousseff agregó que la postura de Brasil frente al G-20 debe ser la de reaccionar a las políticas de devaluación que siempre llevaron al mundo a situaciones complicadas.

"Las devaluaciones competitivas que condujeron a varias crisis económicas y a disputas políticas (...) No es bueno para ningún emergente. En especial Estados Unidos, que detenta la moneda que es reserva de valor, debe considerar esto", afirmó.

Por otra parte, la mandataria dijo que no se deberían aceptar políticas antimonopolio o mecanismos de competencia inadecuados que no se basan en prácticas transparentes.

Rousseff se reunirá el lunes en Buenos Aires con su par argentina, Cristina Fernández, en su primera gira internacional, y se espera que firme acuerdos bilaterales entre los que destacan la construcción de un reactor nuclear multipropósito.

(Reporte de Walter Bianchi; Editado por Marion Giraldo)