Gobierno argentino pide detención "zar económico" de dictadura

jueves 29 de abril de 2010 16:13 ART
 

BUENOS AIRES, abr 29 (Reuters) - El Gobierno argentino pidió el jueves a un juez la detención del ex ministro de Economía de la última dictadura José Alfredo Martínez de Hoz, luego que la Corte Suprema anuló un indulto que lo beneficiaba desde principios de los años '90.

El secretario de Derechos Humanos, Eduardo Duhalde, presentó ante el juez Norberto Oyarbide un escrito pidiendo detener a Martínez de Hoz, todopoderoso ministro entre 1976 y 1981 durante el Gobierno del ex dictador Jorge Rafael Videla, en el marco de una causa en la que se investiga el secuestro extorsivo del empresario Federico Gutheim y su hijo Miguel.

Gutheim fue detenido en noviembre de 1976, bajo una orden de Videla, debido a un supuesto incumplimiento de un contrato de exportación que derivó en una queja de autoridades extranjeras informada por Martínez de Hoz, pero la causa se cerró con el indulto otorgado por el ex presidente Carlos Menem.

"Tras la resolución de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que confirmó la inconstitucionalidad del decreto firmado por Carlos Menem, no existen obstáculos para el avance de la causa en la que se investiga el secuestro extorsivo del empresario Federico Gutheim y su hijo Miguel", dijo Duhalde en el documento.

En el escrito, argumentó que hay graves imputaciones en contra de Martínez de Hoz en torno al caso de Gutheim y que a sus ilícitos corresponde el carácter de crímenes de lesa humanidad, lo que justifica la orden de detención.

El ex funcionario había sido indultado al comienzo de la gestión de Menem, que gobernó Argentina entre 1989 y 1999.

Martínez de Hoz, quien ha negado estar vinculado al caso, se desempeñó como ministro de Economía durante el período más cruento de la dictadura y dejó su cargo con el país en recesión económica.

Su gestión al frente del Ministerio de Economía se caracterizó por un fuerte endeudamiento externo, que marcó el inicio del aumento exponencial de la deuda externa de la nación sudamericana.

Unas 30.000 personas fueron secuestradas, torturadas y asesinadas durante la última dictadura, según denuncias de organismos de derechos humanos, mientras que una comisión independiente confirmó unos 11.000 casos.

(Reporte de Karina Grazina, Editado por Silene Ramírez)