29 de mayo de 2010 / 0:46 / hace 7 años

ACTUALIZA 3-A.Latina debe retirar con cuidado estímulo fiscal

* Ministros no ven presiones de inflación en corto plazo

* Mayor preocupación es el sistema cambiario

* Ministros plantean coordinación de políticas económicas

(Actualiza con cita ministerial)

Por Patricia Vélez y Teresa Céspedes

LIMA, mayo 28 (Reuters) - América Latina debe ser cautelosa al momento de retirar los estímulos fiscales aplicados durante la crisis global, para no nublar su fuerte recuperación y blindarse ante nuevas amenazas como el problema de deuda en Europa, concordaron el viernes ministros de la región.

En la III reunión de Ministros de Hacienda de América Latina y El Caribe, los funcionarios resaltaron además que la región debería aprovechar nuevas oportunidades con capitales que arriban debido a las mejores tasas de retorno.

Los ministros de la región exportadora de materias primas se reunieron en Lima en medio de buenas perspectivas tras una crisis global que parece quedó atrás, aunque nuevas señales de alarma desde Europa preocupan al continente.

"Hay un consenso de que no hay una receta única", dijo el secretario mexicano de Hacienda, Ernesto Cordero.

"De acuerdo al perfil de deuda que tiene (cada país), de acuerdo a los déficits, (...) deberá de ir aplicando poco a poco estrategias de salida (del estímulo fiscal) que le permitan seguir respondiendo a las necesidades de cada uno", agregó el funcionario en una conferencia de prensa.

Muchos países de la región pusieron en marcha programas de estímulos fiscales para enfrentar a la crisis externa, incentivando a sus economías, además de aplicar políticas monetarias para abaratar el costo del dinero.

Tras la recuperación económica global, países como Brasil y Perú han ido retirando sus estímulos fiscales y monetarios mientras que México y Chile han mantenido sus políticas sin cambios.

"Si bien hay consenso en que la recuperación económica está presente en la región, todavía queda (...) mucha incertidumbre proveniente de otras regiones, como en Europa, que hace que reflexionemos y actuemos con prudencia respecto a los pasos a seguir en el futuro inmediato", dijo Cordero.

NUEVAS PREOCUPACIONES

Pese a las favorables expectativas de crecimiento para la región, América Latina depende mucho de las ventas de materias primas como los minerales, el petróleo y los alimentos, cuyos precios se tornan volátiles en tiempos de crisis.

El pronóstico de economistas y de algunos organismos multilaterales es que la economía de América Latina crecerá este año más de 4,5 por ciento, luego de ser duramente golpeada el año pasado por la crisis financiera global.

"Lo más importante es un alto grado de coordinación y de trabajo conjunto para enfrentar las crisis internacionales y también establecer políticas de crecimiento de largo plazo conjunto", dijo la ministra peruana de Economía Mercedes Aráoz a periodistas al concluir el evento.

Sin embargo, los ministros de Hacienda de la región no ven presiones inflacionarias en el corto plazo porque todavía hay un mayor potencial de crecimiento y de mayor inversión.

"La mayor preocupación va por la parte cambiaria, creo que el tema es la apreciación cambiaria, allí es donde comenzamos a sentir la presión, es sumamente complicada porque no deberíamos perder la competitividad y porque nuestros principales mercados se ven restringidos", afirmó Aráoz.

Según los ministros y el mismo director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, la región será beneficiada con mayores ingresos de capitales debido a sus buenas perspectivas, que generarían que sus monedas se aprecien mucho más.

Representantes del Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), también en Lima, coincidieron en que la región afrontó relativamente bien el impacto de las turbulencias globales.

"La gran discusión en Latinoamérica hoy por hoy es acerca de las políticas que nos van a hacer crecer más (mientras que) la discusión en Europa es de cómo contener la crisis", dijo el presidente del BID, Alberto Moreno.

Pero los riesgos aún son latentes en medio de una incertidumbre en torno a un posible contagio en Europa.

"No hay ninguna duda de que Europa está atravesando por una coyuntura muy difícil", dijo el presidente de la Corporación Andina de Fomento, Enrique García.

"En los próximos dos o tres años, la economía europea va a crecer a ritmos muy bajos, eso es malo para Europa, pero al mismo tiempo en América Latina se van a abrir oportunidades importantes para atraer inversión", afirmó.

Con reporte adicional de Eduardo García. Escrito Por Marco Aquino, Editado por Manuel Farías

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below