27 de diciembre de 2010 / 20:04 / hace 7 años

BREAKINGVIEWS-Política económica A.Latina se va a los extremos

- El autor es columnista de Reuters Breakingviews. Las opiniones expresadas son propias -

Por Martin Hutchinson

WASHINGTON, dic 27 (Reuters Breakingviews) - La política económica de América Latina se ha ido a los extremos.

Con la Venezuela de Hugo Chávez y el Chile de Sebastián Piñera liderando el lado izquierdo y el derecho, pocos países ahora ocupan la tierra media del "Consenso de Washington" o sus variantes.

Las tensiones y beneficios de las políticas extremas ya se están mostrando, pero los resultados completos esperarán a la próxima crisis crediticia.

Los países latinoamericanos han tendido históricamente a seguir políticas económicas similares. En 1960-1980, hubo un control estatal considerable, normalmente de gobiernos no democráticos, con un alto endeudamiento estatal para inversión en industria pesada.

En la década de 1990, las centristas políticas del "Consenso de Washington" estaban en boga, con menores subsidios o barreras arancelarias, privatización de industrias pesadas y mayor interacción económica entre los países.

Sin embargo, el continuo control central de la política económica, los pobres sistemas educacionales, el omnipresente clientelismo, la corrupción y el alto gasto estatal, así como los precios de las materias primas persistentemente bajos, evitaron un despegue económico al estilo asiático y llevaron a una creciente polarización.

Pero desde el 2002, los precios de las materias primas se dispararon, removiendo la mayoría de las presiones sobre las finanzas públicas de América Latina.

En Venezuela y Argentina, esta libertad ha sido usada para ampliar el gasto fiscal, expropiar activos privados cuando los fondos se ajustan y cerrar la economía. Bolivia, Ecuador y Nicaragua se han unido a este grupo, que ha tenido un éxito económico dispar. Las proyecciones actuales de los expertos consultados por la revista The Economist sugieren que Venezuela mantiene su declive mientras que Argentina retoma el brillante crecimiento tras la recesión del 2008-2009.

En el otro extremo, Chile, bajo el Gobierno de centro-izquierda de Michelle Bachelet, generó un fondo de estabilización de 19.000 millones de dólares que amortiguó los efectos de la recesión y se ha embarcado en una política de crecimiento de libre mercado. Colombia se ha sumado al grupo del libre mercado y Perú está mostrando señales de hacer eso.

Brasil y México siguen imprevisibles. Brasil privatizó durante la década de 1990, pero ha aumentado el gasto público recientemente. La presidenta electa, Dilma Rousseff, ha dicho que quiere ver más intervención estatal en la economía y ha reemplazado al jefe del Banco Central, un cauteloso de la política monetaria. México, pese a tener un Gobierno de centro-derecha, nunca privatizó su clave sector energético. Con la izquierda bien posicionada para las elecciones del 2012, el persistente dinero barato podría llevar a ambos países a la izquierda.

Aparte de Venezuela, mientras el dinero siga barato podrían haber sólo modestas diferencias en el desempeño económico de los dos grupos de América Latina. Sin embargo, la próxima crisis crediticia, posiblemente en el 2011, los clasificará de verdad.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below