Dólar australiano estable tras alza tasas en China, euro sube

lunes 27 de diciembre de 2010 08:59 ART
 

LONDRES, dic 27 (Reuters) - El dólar australiano cotizaba estable el lunes, frenando las pérdidas luego de que el banco central chino subiera las tasas de interés el fin de semana, en una decisión en gran parte ya asimilada, mientras otras paridades de monedas carecían de impulso en una tranquila sesión.

El euro subía contra el dólar en medio de bajos volúmenes, en una jornada donde los mercados de Londres estarán cerrados el lunes y martes, mientras que el yen alcanzó un máximo de tres semanas ante el billete verde.

Aunque el mercado esperaba un endurecimiento mayor desde Pekín, el momento fue sorpresivo porque se dudaba que China subiría las tasas antes del final del año.

La decisión del sábado de subir las tasas de interés en China fue la segunda en dos meses, subrayando su deseo de desalentar la demanda interna y de tener controladas las presiones de precios.

"Hubo un acto reflejo de venta en el dólar australiano, pero los inversores sabían que este movimiento de China vendría a la larga", dijo Geoffrey Yu, estratega de monedas de UBS.

La noticia llevó al dólar australiano a caer hasta los 0,9987 dólares AUD=D4, pero se recuperó de sus pérdidas para operar estable en las operaciones en Europa a 1,0035, no lejos de un máximo de seis semanas de 1,0067 alcanzado el jueves.

El euro EUR= subía alrededor del 0,2 por ciento frente al dólar a 1,3145 dólares, manteniéndose sobre un mínimo de tres semanas de 1,3055 alcanzado la semana pasada, pero ensombrecido por los temores sobre los requerimientos de refinanciamiento de deuda de países como España y Portugal en el 2011.

El dólar caía levemente frente al yen japonés, alcanzando un mínimo de tres semanas de 82,66 yenes JPY=.

Aunque ha cotizado en un rango entre los 82,50 a 84,50 yenes, el dólar se ha debilitado en las últimas semanas, ya que los inversionistas con posiciones largas han renunciado a las esperanzas de presionarlo más allá de los 85 yenes.   Continuación...