27 de agosto de 2010 / 15:11 / en 7 años

Peso argentino plano, sin reacción a ajuste monetario

BUENOS AIRES, ago 27 (Reuters) - El peso argentino interbancario se mantenía estable el viernes, por la tranquilidad que generan entre los inversores las habituales intervenciones del Banco Central para frenar cualquier cambio brusco en el tipo de cambio.

La modificación a las metas del programa monetario aprobada el jueves por la autoridad bancaria, para incrementar la emisión de pesos, no repercutía en el mercado cambiario, dijeron operadores.

Agregaron que con la medida se podrá cumplir con las necesidades de liquidez de la economía del país sudamericano, que registra altos niveles de crecimiento.

"El mercado está relajado porque el Banco Central tiene ahora más fuerza para comprar los dólares que puedan sobrar en el mercado. Uno de los verdaderos problemas es la inflación, porque el mayor circulante presionará sobre el consumo", explicó un analista bancario.

A las 1455 GMT, la moneda argentina comercializada en la plaza mayorista permanecía en 3,9425/3,945 por dólar ARS=RASL, pero el peso en el mercado informal -donde no participa el Banco Central- ganaba un 0,25 por ciento a 4,01/4,015 unidades ARSB=.

La entidad monetaria elevó a un 28,8 por ciento el límite de circulación de pesos al tercer trimestre y a un 29,4 para el trimestre que finaliza en diciembre de 2010.

"Una economía que crece a ritmo más acelerado genera una demanda más acelerada de dinero transaccional", dijo la presidenta del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont, al anunciar el ajuste de las metas del programa monetario.

El Banco Central ve un crecimiento de la economía argentina de entre el 8,9 y el 9,5 por ciento para 2010, según el programa monetario revisado, contra un 2,5 por ciento estimado el año pasado.

Analistas consultados por Reuters estimaron que la modificación obedecería a la gran dificultad de poder cumplir con el programa vigente, en medio de una política monetaria y fiscal expansiva que ayuda a apuntalar el crecimiento del país a un año de las elecciones presidenciales.

La medida está en línea con una inflación anual real que no bajará del 25 por ciento, con aumentos salariales que superan el 30 por ciento y con una expansión del gasto público del 35 por ciento, dijo un diario especializado en economía.

"Con una inflación en aumento, nos hubiera gustado un paso en la dirección opuesta, con el Banco Central endureciendo su política monetaria", dijo Carola Sandy, analista de mercados emergentes de Credit Suisse en Nueva York.

Reporte de Jorge Otaola, Editado por Inés Guzmán

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below