Peso argentino cotiza equilibrado sin intervención oficial

martes 26 de octubre de 2010 13:02 ART
 

 BUENOS AIRES, oct 26 (Reuters) - El peso argentino se
negociaba con valores equilibrados el martes, por el tranquilo
accionar de la oferta y la demanda, lo que le posibilitaba
momentáneamente al Banco Central mantenerse al margen de
realizar negocios de regulación.
 Sin embargo, los operadores no descartaban que la entidad
oficial deba participar más tarde por un previsto incremento en
el vuelco de divisas del lado exportador, aunque por el cierre
de octubre también se esperan compras privadas.
 La pasividad del mercado obedece a que debido a la política
intervencionista del Banco Central no se esperan cambios
sustanciales en la cotización de la moneda argentina de cara al
fin de mes.
 A las 1545 GMT, el peso mayorista se mantenía sin cambios a
3,955/3,9575 unidades ARS=RASL, mientras que en la plaza no
regulada apenas ganaba un 0,06 por ciento hasta los
4,0325/4,0350 por dólar ARSB=.
 "Aunque las adquisiciones diarias (del Banco Central) se
van estabilizando en un limitado rango de 40/50 millones de
dólares, éstas podrían tomarse una pausa (...) con la ayuda de
una mayor demanda privada estacional" por fin de octubre, dijo
Gustavo Ber, titular de la consultora Estudio Ber.
 Las habituales compras de divisas de la entidad monetaria
ayudan a incrementar sus reservas internacionales, las cuales
se ubican en niveles máximos históricos de 51.817 millones de
dólares BCRA32, según datos provisorios.
 El Banco Central insistirá en su política de acumulación de
reservas para sostener al tipo de cambio en el 2011, con el
objetivo de alentar el crecimiento económico y desarticular el
ingreso especulativo de capitales, dijo recientemente su
presidenta.
 Al hablar el lunes en el Foro Económico Financiero anual de
Thomson Reuters, Mercedes Marcó del Pont afirmó en un mensaje
grabado que las perspectivas del país sudamericano son
alentadoras.
 Existe un "enorme optimismo, porque sabemos que Argentina
va a sostener el crecimiento económico elevado (en 2011), que
va a seguir mejorando los niveles de empleo, que va a tener
superávit gemelo", tanto de sector fiscal como externo, indicó
la funcionaria.
 "Y en ese contexto, el Banco Central va a seguir
articulando sus políticas para sostener (el) tipo de cambio,
para acumular reservas y para evitar algo que (...) nosotros
tenemos que valorar, que no esté ingresando capital
especulativo", agregó.
 El Gobierno argentino planea usar reservas de la entidad
monetaria para pagar deuda a acreedores privados en el 2011, lo
que le permitiría financiar el creciente gasto público en un
año en el que se celebrarán elecciones presidenciales.
 La política de intervención cambiaria se genera en momentos
de la llamada "guerra de monedas" en el mundo, donde muchos
Gobiernos hacen depreciar sus divisas para favorecer la marcha
de sus economías.
 En la franja minorista, el peso argentino continuaba
estable a 3,94/3,98 por dólar ARSCC=, según el promedio de
pizarras de bancos y casas de cambio.
 (Reporte de Hernán Nessi y Jorge Otaola, Editado por Inés
Guzmán)