Dólar sube a nivel general, rebaja nota Portugal golpea al euro

miércoles 24 de marzo de 2010 17:35 ART
 

NUEVA YORK, mar 24 (Reuters) - El dólar subió con fuerza el miércoles, llevando al euro a un mínimo de 10 meses luego de que una agencia rebajara la calificación crediticia de Portugal y profundizara las dudas sobre la economía de la zona euro.

La agencia Fitch Ratings bajó la calificación soberana de Portugal a "AA-" desde "AA", con un panorama negativo, lo que sumado a los temores sobre los problemas fiscales de Grecia de cara a una reunión de la UE, llevó a los inversionistas a cuestionarse nuevamente la sostenibilidad de la zona euro.

El último presupuesto de Gran Bretaña antes de una elección general no logró moderar los temores sobre el creciente déficit presupuestario del país, aumentando el atractivo del dólar.

En Estados Unidos, los informes económicos sobre pedidos de bienes duraderos y ventas de casas nuevas fueron mixtos, pero los analistas señalaron que la debilidad de los datos, en este caso el del sector inmobiliario, no evitaría que los inversionistas compren más dólares.

"Las rebajas de la calificación en la deuda soberana son algo importante, pero en un entorno en el que los inversionistas ya son cautelosos sobre la compra de euros, la decisión de Fitch sobre Portugal añadió sal a la herida", dijo Kathy Lien, directora de estrategia cambiaria de GFT en Nueva York.

Al cierre de las operaciones en Nueva York, el euro cayó un 1,3 por ciento a 1,3324 dólares EUR=. Este fue el mayor movimiento diario desde el 20 de enero y el mínimo de la sesión de 1,3321 dólares fue el nivel más bajo desde comienzos de mayo del 2009, según datos de Reuters.

Frente al yen, el dólar avanzó un 1,9 por ciento a 92,15 unidades JPY=, tras tocar un máximo de la sesión de 92,23 yenes.

Michael Woolfolk, estratega de mercado con BNY Mellon en Nueva York, dijo también que los datos estaban dando respaldo a una compra especulativa de dólares, luego que la paridad euro/dólar rompiera un nivel clave durante la sesión en Asia.

La rebaja en la calificación de Portugal fue una buena excusa para seguir vendiendo euros, dijo Woolfolk.   Continuación...