23 de agosto de 2010 / 23:14 / en 7 años

Accionistas de EEUU se enfrentan a mayores impuestos

4 MIN. DE LECTURA

Por Edward Krudy

NUEVA YORK, ago 23 (Reuters) - La perspectiva de impuestos más altos a los dividendos el año próximo puede mover a las empresas estadounidenses a las recompras de acciones y pagos especiales, como una manera de remunerar a sus accionistas.

Las exenciones de impuestos adoptadas durante el Gobierno del presidente George W.Bush en el 2003 se acaban a fin de año. A menos que el Congreso imponga nuevas leyes, el impuesto a las ganancias de capital volverá al 20 por ciento y el impuesto a los dividendos subirá a un 39,6 por ciento. Ambos están actualmente en el 15 por ciento.

Desde el 2003 hasta fines de este año, las exenciones impositivas a los dividendos de Bush habrán ahorrado 274.470 millones de dólares a los inversores en acciones domésticas estadounidenses, según un análisis de Howard Silverblatt, analista de impuestos senior de Standard & Poor's.

Los demócratas han propuesto limitar el impuesto a los dividendos al 20 por ciento para los que más ganan durante el año próximo, mientras que los republicanos quieren mantenerlo en los niveles actuales.

El resultado final dependerá de la capacidad del Congreso de actuar después de las elecciones legislativas de noviembre, elecciones que bien pueden incrementar las divisiones políticas y dificultar cualquier decisión.

"Creo que es un punto crucial en la toma de decisiones de los inversionistas que aparecerá cerca de las elecciones", dijo David Bianco, jefe de estrategia bursátil para Estados Unidos de Merrill Lynch Bank of America, en una entrevista reciente.

Este es "probablemente el asunto más candente, especialmente para los clientes minoristas que tenemos".

La política tributaria tiene más presión y es menos predecible de lo habitual, porque probablemente el electorado es más receptivo a la insinuación de una injusticia impositiva, debido a la debilidad de la economía y el enorme tamaño del déficit presupuestario, .

"Es difícil de decir debido a que depende tanto de cómo esté el ánimo político del país", dijo Anne Mathias, analista de Concept Capital en Washington.

Los demócratas se enfrentan a la presión de que su propuesta para elevar la tasa impositiva de los dividendos, desde el 15 al 20 por ciento, perjudique a la recuperación económica, mientras que los republicanos corren el riesgo de que se les acuse de proteger a los inversionistas más ricos.

Un impuesto a los dividendos más alto también empuja a más inversores a salir de las acciones tradicionales, que pagan dividendos, en un momento en que su diferencial sobre los bonos de menor riesgo se han reducido. Pero el difícil ambiente de inversiones puede reducir este efecto.

Silverblatt cree que un mayor impuesto a las ganancias de capital puede provocar ventas masivas, debido a que los inversionistas buscarían el beneficio de los bajos impuestos de este año, pero eso ocurriría en caso de que el aumento fuera más del 5 por ciento.

Reporte de Edward Krudy. Reporte adicional Kim Dixon en Washington. Editado en español por Javier López de Lérida

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below