Bolsa argentina cae por siderúrgicas, bonos siguen en alza

lunes 23 de agosto de 2010 14:17 ART
 

 BUENOS AIRES, ago 23 (Reuters) - La bolsa argentina caía el
lunes presionada por una baja de las acciones de empresas del
sector siderúrgico, mientras que los bonos soberanos se
fortalecían en una sesión de pocos negocios.
 A las 1640 GMT, el índice Merval de la Bolsa de Buenos
Aires .MERV bajaba un 1,5 por ciento a 2.402,16 puntos,
mientras que los bonos en la plaza extrabursátil local
<AR/BONOS> subían un 0,2 por ciento en promedio.
 Los negocios se desarrollaban con selectividad y dentro de
un marco reducido de negocios, comentaron operadores.
 "Tenemos una semana complicada por los temores que hay en
el plano internacional en todo al (dato de) PIB de Estados
Unidos y por esos primará la cautela, que será la principal
causa para que tengamos menores volúmenes", dijo Hernán
Labrone, analista de ConsultCapital.
 En la Bolsa de Buenos Aires destacaba la caída en las
acciones de la siderúrgica Siderar, la mayor productora de
acero plano de Argentina, debido a un bloqueo de camioneros a
sus plantas de producción.
 Las acciones de Siderar SID.BA retrocedían un 3,13 por
ciento a 26,25 pesos, mientras que los títulos de Tenaris
TENA.BA, principal empresa global productora de tubos para la
industria del petróleo, caían un 1,14 por ciento.
 Labrone agregó que "en los bonos también se registran bajos
volúmenes de negocios ya que los rendimientos en los bonos
comienzan a estar acordes a las circunstancias globales".
 Los bonos argentinos subieron con fuerza en las últimas
semanas, apuntalados por el cierre de un canje de deuda
incumplida desde 2002 lanzado por el Gobierno, con el propósito
de reingresar a los mercados internacionales de crédito.
  En la plaza extrabursátil local de bonos RPLATC
destacaba el alza del 1,1 por ciento del "Disc" cotizado en
pesos ARDISCP=RASL.
  El riesgo país argentino 11EMJ, medido por la banca de
inversión JP Morgan, caía ocho puntos básicos a 686 puntos.
 (Reporte de Walter Bianchi. Editado por Javier López de
Lérida)