Bolsa y bonos argentinos estables, prudencia inversores

viernes 23 de julio de 2010 14:20 ART
 

BUENOS AIRES, jul 23 (Reuters) - La bolsa y los bonos de Argentina registraban leves cambios el viernes, con inversores atentos a la volatilidad de Wall Street y a la reacción financiera tras el anuncio de las prubas de tensión para la banca europea.

Mientras que las acciones mostraban selectividad entre las de mayor liquidez, la deuda soberana se tomaban un muy ligero respiro frente a fuertes ganancias de jornadas previas.

A las 1650 GMT, el índice bursátil Merval .MERV porteño apenas mostraba una caída del 0,11 por ciento hasta los 2.356,96 puntos, mientras que los títulos públicos solamente caían el 0,1 por ciento <AR/BONOS> en la franja extrabursátil, contra un alza del 3,6 por ciento en los cinco días previos.

"El comportamiento errático de las bolsas externas provoca en el Merval muy pocos cambios, en un marco de firmeza de títulos que favorece al soporte de las acciones bancarias", dijo Leopoldo Olivari, operador de Bacqué Sociedad de Bolsa.

"El buen momento de los títulos públicos ayuda a que la bolsa esté menos expuesto a la tendencia externa, salvo que la volatilidad de Tenaris es la que define la rueda", agregó.

Los papeles de la siderúrgica Tenaris (TENA.BA: Cotización) (TS.N: Cotización) apenas perdían el 0,13 por ciento, y los del gigante Grupo Financiero Galicia GFG.BA subían el 0,81 por ciento.

En los tranquilos negocios con la deuda, los títulos 'Disc' en dólares ARDISCD=RASL retrocedían el 1 por ciento.

Los operadores siguen con atención el accionar del 'Global 17' IAMC17, ya que no se descarta un eventual nuevo intento del Gobierno argentino de emitir dicho bono por 1.000 millones de dólares, ya que tiene la aprobación de la Comisión de Valores estadounidense (SEC, por su sigla en inglés).

El rendimiento se ubica en torno al 10,5 por ciento, cuando días atrás estaba por arriba del 13 por ciento. La mejora en los precios redujo la tasa de retorno, lo que oficialmente es bien visto porque se quisiera colocar deuda a un dígito.

(Reporte de Jorge Otaola, Editado por Mario Naranjo)