22 de febrero de 2011 / 17:03 / hace 6 años

ANALISIS-Una ola de ventas que estaba lista para dispararse

4 MIN. DE LECTURA

Por Jeremy Gaunt

LONDRES, feb 22 (Reuters) - Sin desestimar la gravedad de las revueltas que están ocurriendo en el mundo árabe o el potencial daño al crecimiento global por el aumento del petróleo, los inversores de riesgo podrían estar recibiendo lo que querían: una excusa para vender.

Antes de la actual turbulencia que tiene como epicentro a Libia, hubo numerosos indicios de que los mercados de capital en particular estaban adelantándose a sí mismos y adentrándose en un tipo de territorio que normalmente provoca rumores de una corrección.

Los indicios van desde una serie de nuevos máximos, la toma de posiciones cortas por parte de fondos de cobertura y al agotamiento de los balances en efectivo de las instituciones.

Ahora podría estar acercándose una ola de ventas. Las acciones globales medidas por el MSCI .MIWD00000PUS perdían un 1,24 por ciento a las 1652 GMT, desde un máximo de 30 meses tocado recién el viernes pasado.

"Es sano para los mercados tomarse un respiro tras ganancias tan fuertes", dijo el martes Jacques Henry, analista de Louis Capital Markets en París, mientras una ola de aversión al riesgo barría con los mercados y llevaba los flujos hacia los bonos del Tesoro estadounidenses o al franco suizo.

Pero eso no quiere decir que lo que Alastair Newton de Nomura denomina un maremoto que arrasa con países árabes ricos no conlleve peligros mayores.

El alza en los precios del petróleo amenaza con producir inflación en países que ya están sufriendo una creciente presión de precios, lo que lleva a los bancos centrales a considerar subir las tasas de interés.

Se consumen así las utilidades corporativas y pueden desacelerar el crecimiento en países que dependen de la energía, algunos de los cuales recién están experimentando una tentativa recuperación económica.

SEÑALES PARA VENDER

Los inversores han estado a la caza de riesgo desde mediados del 2010, cuando quedó claro que la Reserva Federal estadounidense iba a inyectar liquidez con un masivo programa de recompra de títulos del Gobierno.

Desde el inicio de julio, las acciones globales han subido más de un 30 por ciento. Al máximo del viernes, habían avanzado más de un 6 por ciento sólo este año.

Eso ha dejado a muchos con una gran exposición a las acciones.

El sondeo mensual a gerentes de fondos del Bank of America-Merrill Lynch mostró que un 67 por ciento de quienes respondieron estaba sobreponderando acciones a comienzos de febrero.

Al mismo tiempo, datos de la Commodity Futures Trading Commission estadounidense muestran que los fondos de cobertura tendían hacia las posiciones en corto del índice S&P 500 .SPX al 15 de febrero.

Lo anterior llevó a Societe Generale a advertir que "factores técnicos sugieren que una corrección es probable".

Es por eso que Libia y el alza en el petróleo podrían ser justamente el catalizador que los inversores necesitaban para frenar su exposición al riesgo.

Reporte adicional de Dominic Lau y Blaise Robinson; Mesa de Edición en Español +562 437 4413

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below