21 de abril de 2010 / 16:01 / en 7 años

ACTUALIZA 1-FMI sube proyección PIB mundial, temores fiscales

* Economía mundial se recupera más rápido de lo esperado

* Crecimiento se elevará 4,2 pct este año, 4,3 pct el

próximo

* Economías emergentes lideran recuperación por lejos

* FMI advierte sobre situación fiscal en economías avanzadas

(Agrega detalles, contexto)

WASHINGTON, abr 21 (Reuters) - La economía global se ha recuperado de la recesión con mayor rapidez de la esperada, pero los esfuerzos de rescates de emergencia empeoraron las finanzas de los gobiernos, dejando a los países vulnerables a nuevas conmociones, dijo el miércoles el FMI.

En su Panorama Económico Mundial, el Fondo Monetario Internacional elevó sus pronósticos de crecimiento global para el 2010 al 4,2 por ciento, desde su proyección de enero del 3,9 por ciento y mantuvo la previsión del próximo año sin cambios en un 4,3 por ciento.

“El panorama para la actividad se mantiene inusualmente incierto”, dijo el FMI, agregando que los riesgos en general se inclinan a la baja. Las cargas de deuda de los gobiernos encabezan la lista de preocupaciones.

“La preocupación principal es que el espacio de maniobra en muchas economías avanzadas se ha agotado ampliamente o se ha hecho mucho más limitado, dejando tales recuperaciones frágiles expuestas a nuevas conmociones”, dijo el fondo.

Las economías emergentes encabezan la recuperación, con un crecimiento esperado en el 2010 que supera en casi tres veces al de las economías avanzadas.

El FMI pronostica que el crecimiento en las economías emergentes y en desarrollo se aceleraría al 6,3 por ciento este año y un 6,5 por ciento el próximo. En las economías avanzadas alcanzaría apenas a un 2,3 por ciento en el 2010 y un 2,4 por ciento en el 2011.

China, la economía mundial de más rápido crecimiento, avanzaría un 10 por ciento este año antes de desacelerarse ligeramente al 9,9 por ciento en el 2010. Brasil, India e Indonesia también protagonizarán sólidas recuperaciones, incluso frente al débil crecimiento en las economías avanzadas.

Los países ricos están soportando una carga de deuda mucho más pesada y se estima que los ratios deuda-PIB se acercarán a los máximos vistos en la Segunda Guerra Mundial.

Si bien el FMI instó a los países a adoptar de manera urgente estrategias creíbles para reducir los déficits, indicó que la mayoría de las medidas de estímulo planeadas para este año deberían implementarse plenamente porque la recuperación aún es frágil y las tasas de desempleo siguen altas.

Las economías más avanzadas deberían embarcarse en un camino de consolidación fiscal significativo en el 2011 y unos pocos deberían comenzar antes, señaló.

Las reiteradas advertencias del FMI sobre los niveles de deuda adquieren mayor relevancia a la vista de los problemas fiscales en Grecia, donde el Fondo fue llamado a ayudar al país con un posible programa de rescate.

El FMI dijo que la consolidación fiscal es una prioridad para muchos países y que debería ocurrir antes de normalizar las tasas de interés, actualmente en mínimos históricos en la mayoría de las economías desarrolladas.

La tarea de reducir la deuda es desafiante. El retiro de las medidas de estímulo bajaría el gasto del Gobierno en sólo un 1,5 por ciento del PIB. Los países necesitarían realizar ajustes tres veces más grandes que eso, simplemente para estabilizar los ratios deuda-PIB en los actuales niveles.

Llevar los ratios a los niveles previos a la crisis requeriría un ajuste inclusos más profundo y probablemente alzas de impuestos y recortes en el gasto sobre asuntos como la seguridad social.

RECUPERACION A VARIAS VELOCIDADES

El FMI dijo que la actividad global se está recuperando a distintas velocidades, con Estados Unidos en mejor posición que Europa o Japón, principalmente por el tamaño del estímulo fiscal.

Mientras el Fondo mejoró su pronóstico para Estados Unidos, advirtió que la incertidumbre sobre el panorama del país “se mantiene elevada”, aunque menos de lo pensado.

La zona euro experimentará un crecimiento débil tanto este año como el próximo, cercano al 1 por ciento.

En contraste, las reactivaciones en Australia y Asia serán fuertes, consideró el FMI, que no obstante aclaró que el Banco de Japón tendría que flexibilizar aún más su política monetaria si persiste la deflación.

Para América Latina, el FMI mejoró su panorama, mientras que para Oriente Medio y el norte de Africa lo mantuvo.

Sin apuntar directamente a China, el Fondo dijo que algunos países se estaban resistiendo a permitir que sus tipos de cambio se aprecien, pese a que esto apoyaría la demanda interna y reduciría los excesivos superávits en la cuenta corriente.

El FMI señaló que la resistencia reflejaba el temor de los países a que una medida de ese tipo pudiera desestabilizar sus economías.

Varias monedas de economías emergentes de Asia se mantienen subvaluadas, sustancialmente en el caso del yuan chino, dijo el FMI, mientras que el dólar y el euro están “en el lado fuerte” en relación con sus fundamentos económicos de mediano plazo.

Reporte de Lesley Wroughton y Emily Kaiser

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below