17 de noviembre de 2011 / 21:19 / en 6 años

Mercado informal peso argentino paraliza por 3er día; bolsa cae

* Mercado cambiario informal continúa sin negocios

* Temores por futuro economía mundial afectan a mercados

* Gobierno quiere que bancos recorten tasas de interés

Por Walter Bianchi

BUENOS AIRES, nov 17 (Reuters) - El mercado informal del peso argentino siguió paralizado el jueves, por tercer día consecutivo, debido a que los operadores prefirieron mantenerse al margen antes que atender las presiones gubernamentales para evitar una depreciación de la moneda doméstica ante el dólar.

Funcionarios del Gobierno de la presidenta Cristina Fernández han pedido a grandes operadores esta semana que el dólar informal se negocie a 4,4/4,5 pesos por unidad, lo que anuló completamente la actividad del sector, dijeron operadores.

“La única certeza que hay hoy (jueves), es que hay unanimidad para no operar”, dijo un corredor en la apertura, y agregó que “todavía no hay certezas de cuando puede volver a haber mercado”.

El agente indicó que “pareciera que están esperando a que la cotización (informal) llegue a los valores que quiere (el Gobierno)”.

El lunes, último día en que hubo negociación, el peso informal cerró a 4,77/4,79 unidades por dólar, luego de alcanzar la semana pasada niveles mínimos históricos de 4,995 para la venta.

En el renglón interbancario ARS=RASL el peso cerró el jueves con leve alza del 0,06 por ciento a 4,255/4,2575 unidades por dólar.

En el sistema cambiario argentino hay una plaza interbancaria, donde el Banco Central regula la liquidez del sistema mediante compras o ventas de dólares de sus reservas para mantener estable la cotización de la moneda, y un mercado informal en el que a los inversores se les ha hecho más difícil participar por la imposición de nuevos controles.

Este jueves la entidad monetaria habría comprado de la plaza mayorista unos 80 millones de dólares, según el consenso del mercado.

“Aparecieron dólares del sector exportador que superaron la demanda, por eso tuvo que intervenir el Banco Central para equilibrar”, dijo un cambista.

En tanto, la presidenta del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont, y el ministro de Economía, Amado Boudou, se reunieron con banqueros de entidades extranjeras, a los que dijeron que se justifica recortar tasas de interés ya que consideran concluido el ciclo de dolarización de carteras, según una fuente del sistema financiero.

Las tasas de interés entre bancos de primera línea cerraron el jueves en baja a un 11 por ciento <AR/TASAS>, tras haber alcanzado un techo de un 20 por ciento a inicios de semana.

En la reunión de Marcó del Pont y Boudou con banqueros se indicó que el retiro de depósitos en dólares de entidades financieras se ha desacelerado esta semana. La salida de esas colocaciones aumentó en la primera semana de noviembre tras medidas cambiarias del Gobierno para contener una fuga de capitales, dijo una fuente del sector financiero.

En tanto, las acciones y los bonos soberanos del país sudamericano cayeron con fuerza ante crecientes dudas sobre el futuro de la crisis de deuda en la zona euro y su contagio a otras economías.

“El temor de un recrudecimiento en el mercado de bonos europeo y una plaza local afectada por un proceso de liquidez tras los controles cambiarios golpeó al mercado local de manera exagerada”, dijo Hernán Labrone, analista de Fénix Compañía Financiera.

GOLPE A OTROS MERCADOS

El derrumbe de los mercados externos y la paralización de la plaza cambiaria local golpeo con fuerza a todos los sectores del mercado ante la marcada reticencia de los inversores a cerrar negocios y al temor a una devaluación.

Los volúmenes operados en las últimas sesiones en los mercados de acciones y bonos bajaron visiblemente.

“No se hace nada. Están todos (los inversores) mirando la plaza cambiaria. Están todos mirando como mandar un dólar (al exterior) porque tienen miedo a una devaluación”, dijo la economista Sabrina Corujo, de la consultora Portfolio Personal.

La fuga de capitales del país asciende a unos 10.000 millones de dólares desde agosto, según estimaciones privadas.

“La dinámica para los activos financieros locales, cuya suerte sigue atada a la marcha del apetito por riesgo global, ha quedado absolutamente en manos de Europa”, dijo Gustavo Ber de Estudio Ber.

Crecientes rendimientos de los bonos de la zona euro reflejaban la preocupación por la profundización de la crisis de deuda que puede poner en peligro la recuperación económica mundial.

En Buenos Aires, los bonos y acciones cayeron fuerte por la aversión a las inversiones de riesgo, aunque el monto de los negocios fue escaso.

El referencial accionario líder Merval .MERV finalizó con una baja del 4,07 por ciento a 2.519,01 puntos y los bonos soberanos en la plaza extrabursátil RPLATC perdieron un 1,2 por ciento en promedio.

El riesgo país argentino, medido por la banca de inversión JP Morgan, que mide el diferencial de tasa entre bonos locales y similares de Estados Unidos, subía 13 puntos a 885 unidades a las 2005 GMT.

Reporte de Walter Bianchi, con reporte adicional de Guido Nejamkis. Editado por Javier López de Lérida

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below