Peso argentino informal en mínimos antes de elecciones

viernes 21 de octubre de 2011 14:13 ART
 

BUENOS AIRES, oct 21 (Reuters) - El peso argentino caía el viernes en la plaza marginal a un mínimo récord ante el dólar por coberturas de carteras antes de las elecciones presidenciales, mientras las acciones y los bonos locales subían por un mejor clima global.

Los comicios presidenciales del domingo -en los que la presidenta Cristina Fernández es amplia favorita para obtener su reelección- y los temores financieros a una recesión global inducen desde hace semanas a una neta tendencia compradora de dólares, dijeron operadores.

Argentina se caracteriza por mostrar presión cambiaria antes de cada comicio, pues los inversores adoptan esa postura como resguardo.

La moneda argentina en el mercado informal se depreciaba un 0,45 por ciento a 4,4825/4,485 pesos por dólar ARSB= a las 1600 GMT, tras marcar de manera intradiaria un piso de 4,50 unidades y contra el mínimo previo de 4,485 unidades para la venta anotado a fines de septiembre.

Por su parte, el peso se mantenía estabilizado a 4,2325/4,235 por dólar ARS=RASL en la plaza mayorista, donde actúa el Banco Central con negocios de regulación.

Operadores comentaron que el Banco Central regulaba la liquidez del mercado mediante el ofrecimiento desde las primeras operaciones de 500 millones de dólares en la plaza de contado.

En lo que va de octubre la autoridad monetaria se desprendió de unos 955 millones de dólares de sus reservas BCRA32 para abastecer al mercado y evitar una depreciación de la moneda local.

Fuentes del mercado dijeron que algunas supervisiones del Banco Central y de la Administarción Federal de Ingresos Públicos (AFIP) a algunas mesas de operaciones de bancos y casas de cambios inhibían la práctica normal de los negocios.

La operatoria denominada "contado con liquidación", que consiste en comprar bonos o acciones en la plaza local para luego venderlos en el exterior y así obtener divisas, avalaba un valor de 4,8 pesos por dólar, señalaron operadores.   Continuación...