1 de septiembre de 2011 / 19:55 / en 6 años

ANALISIS-Pago deuda y fuga dólares aplanan reservas argentinas

* Reservas argentinas en nivel alto, pero sin crecer

* Fuga de divisas ya superó en 2011 la salida de todo 2010

Por Magdalena Morales

BUENOS AIRES, sep 1 (Reuters) - La fuga de divisas y la erosión del superávit comercial mantendrán estancado el nivel de reservas del Banco Central de Argentina, en contraste con otras economías de Sudamérica, que atesoran cada vez más dólares para protegerse ante la incertidumbre global.

Analistas y autoridades afirman que el nivel de reservas de Argentina, en torno a los 50.000 millones de dólares, es elevado, pero advierten que podrían bajar en medio de un creciente drenaje desde el año pasado por su uso para pagar deuda y la incertidumbre política propia de un año electoral.

En los primeros siete meses del 2011, la salida de capitales del país superó a la fuga verificada en todo el año pasado, de unos 12.000 millones de dólares, según estimaciones del mercado, en un proceso que golpeó la acumulación de reservas de un proveedor global clave de soja y derivados.

Según Mercedes Marcó del Pont, la presidenta del Banco Central argentino, la dinámica que muestra el nivel de reservas es “virtuoso” debido a que ha permitido al país disminuir sus obligaciones financieras.

“Las reservas en la Argentina están muy por encima del nivel adecuado de cualquier medición que tenga que ver con cobertura de base, que tenga que ver con endeudamiento de corto plazo, que tenga que ver con necesidades por las importaciones”, dijo Del Pont a periodistas.

“Las reservas también están bajando (...) porque Argentina viene pagando deuda pública, y este es un dato que realmente creemos que es virtuoso (...) Es un buen uso que ha tenido esas reservas, fue la posibilidad de pagar sin tener que tomar deuda en los mercados internacionales”, agregó la jefa de la autoridad monetaria.

Expertos como el ex secretario de Finanzas Daniel Marx coinciden en que la cifra es alta, pero ponen la lupa en el estancamiento del volumen de reservas.

“Los 50.000 millones de los que se hablan son reservas líquidas en divisas. Es un gran número para la historia financiera argentina, pero llama la atención que no haya crecido”, dijo a una radio local Marx, quien atribuyó el estancamiento a un drenaje de capitales de cara a las elecciones del 23 de octubre.

<^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^

Gráfico sobre las reservas argentinas:

link.reuters.com/kaq53s

^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^>

La dolarización de carteras ha afectado desde comienzos de agosto el stock de reservas del Banco Central, que está vendiendo más dólares al mercado para mantener la cotización del peso a niveles que considere competitivos.

Las reservas internacionales argentinas alcanzaron un récord de 52.654 millones de dólares el 26 de enero.

Hasta julio, la salida de capitales superó en un 6 por ciento la fuga de todo el 2010, según la consultora Analytica. En tanto, el grupo investigador Fundación Capital ha estimado un nivel de dolarización de unos 21.000 millones de dólares en este año.

“Argentina en este momento no puede acumular más porque no ingresan más dólares. Inclusive en julio y lo que va de mes no ingresaron en forma neta dólares sino que están saliendo”, dijo Federico Cohen, de Fundación Capital.

MUY ALTAS

En el mercado no existe una medida sobre cuál es el nivel de reservas que debe tener el país, pero la agencia Moody‘s, que cuestiona políticas públicas de Argentina, cree que su actual volumen es aceptable mientras mantenga su nivel de exportaciones.

“Están estancadas comparadas con algunos otros países que siguen subiendo, pero en 50.000 millones siguen siendo muy altas”, dijo Gabriel Torres, analista senior de Moody‘s.

Las reservas de Brasil, por ejemplo, han crecido en torno a un 20 por ciento en el 2011 para alcanzar cerca de 350.000 millones de dólares, mientras que en Chile subieron en la primera quincena de agosto ante julio un 6,7 por ciento, a 36.785 millones.

El superávit comercial argentino, basado en una exuberante exportación de granos por unos 33.600 millones de dólares estimados para este año, está sufriendo debido a la expansión de las importaciones, un proceso que derrumbó el saldo positivo de la balanza de comercio en un 22 por ciento en julio.

“La capacidad que tiene hoy nuestro Banco Central, afortunadamente, es de más de 50.000 millones de dólares en reservas”, dijo el viceministro de Economía, Roberto Feletti, desestimando temores de que ante un shock externo el país no tenga fuentes adicionales de liquidez.

COMPROMISOS

El pago de deuda con las reservas del Banco Central está pesando fuerte en el nivel de dólares atesorados por la autoridad monetaria argentina.

Muchos analistas creen que esa política será mantenida debido a que el país aún no ha regresado a los mercados voluntarios de crédito tras el traumático cese de pagos de deuda por 100.000 millones de dólares en 2001/2002.

En agosto, el Banco Central de Argentina pagó con reservas gran parte de unos 2.208 millones de dólares desembolsados por vencimientos del bono Boden 2012 y vendió al menos 900 millones de dólares en el mercado cambiario por su política de regulación del tipo de cambio.

Adicionalmente, el Tesoro argentino debe desembolsar el 15 de diciembre unos 2.583 millones de dólares por pagos vinculados al cupón atado al crecimiento económico, que el país ofreció a inversores en el 2005 dentro del proceso de reestructuración de deuda impaga.

En el 2012, Argentina afrontará vencimientos de obligaciones en moneda extranjera por unos 8.000 millones de dólares y además negocia normalizar su relación con el Club de París, un foro de acreedores al que le debe entre 8.500 millones de dólares y 9.000 millones.

Esos desembolsos, sumado a una eventual continuidad en la fuga de capitales, que el Gobierno espera se desacelere tras las elecciones presidenciales del 23 de octubre, y un menor superávit comercial mermaría más el nivel de reservas en los próximos meses, llevándolas a unos 47.000 millones de dólares a fin del 2012, según la Fundación Capital, o hasta unos 43.500 millones, según el Banco Barclays.

Sin embargo, el promedio de analistas en un sondeo mensual de expectativas de mercado del Banco Central BCRA31 estima que las reservas finalizarán en 50.808 millones de dólares este año para subir a 52.411 millones en el 2012.

Con reporte adicional de Hilary Burke, Guido Nejamkis y Jorge Otaola. Editado por Luis Azuaje

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below