Franco y yen escalan por rebaja EEUU, temor por deuda zona euro

lunes 8 de agosto de 2011 18:04 ART
 

Por Wanfeng Zhou y Richard Leong

NUEVA YORK, ago 8 (Reuters) - El franco y el yen treparon el lunes, ya que temores a los problemas de deuda en Estados Unidos y Europa y a una recesión minaron la confianza de los inversores, generando una nueva ola de compra de activos seguros.

Los inversores entraron en pánico sobre las consecuencias en la economía global luego de que Standard & Poor's rebajó la calificación crediticia de Estados Unidos la noche del viernes y ante temores a que los problemas de la zona euro puedan empeorar y generen una crisis global pese a los esfuerzos por contenerla.

El euro cayó contra el dólar, borrando todas sus ganancias matinales luego de que las compras del Banco Central Europeo de bonos italianos y españoles no aliviaran la preocupación por el hecho de que la crisis de deuda de la región se está propagando a otros países más importantes.

La decisión de Standard & Poor's de degradar a Estados Unidos llevó a que las acciones del mundo se hundieran a sus menores niveles en casi un año, remeciendo a los inversionistas ya nerviosos por una desaceleración económica mundial.

La estampida hacia el franco suizo y el yen, así como a los bonos del Tesoro estadounidense, el oro y otros activos de refugio, resaltó el temor que se ha apoderado de los inversores.

"Esto es un nuevo paradigma de operaciones, nadie nunca ha experimentado algo como esto antes", dijo Dean Popplewell, estratega jefe de monedas de Oanda en Toronto.

Algunos operadores especulaban sobre si la Reserva Federal de Estados Unidos, que se reunirán el martes, lanzará algún esfuerzo para evitar que la economía caiga en otra recesión.

Han habido conversaciones que que la Fed discutiría opciones de más medidas para ayudar a la economía, pero la mayoría en Wall Street predice que se abstendrá de cualquier nueva medida tras completar en junio la compra por 600.000 millones de dólares en bonos, conocida como alivio cuantitativo II.   Continuación...