Mejora productividad argentina requiere freno inflación: sondeo

miércoles 3 de agosto de 2011 16:32 ART
 

BUENOS AIRES, ago 3 (Reuters) - Las empresas argentinas están compensado sus mayores costos con más ventas a medida que elevan su ya alto uso de capacidad instalada, y podrían mejorar su productividad si se frena la inflación y se despejan los conflictos sociales, mostró el miércoles un sondeo privado.

La encuesta a 275 ejecutivos nucleados por el Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA) indicó también que los empresarios no esperan grandes cambios en el rumbo económico del país tras la elección presidencial del 23 de octubre, cualquiera sea su resultado.

"No hay efectos por el año electoral ya que no existen propuestas políticas con algún cambio drástico. Por eso se descarta un cambio abrupto sobre la economía", dijo Dante Sica, economista de la consultora Abeceb.com, quien analizó la encuesta elaborada por la firma D'Alessio IROL.

Los empresarios de Argentina reclaman una política fiscal que aliente la inversión, reglas de juego claras y la eliminación de impuestos distorsivos para aumentar los negocios en el corto plazo, mostró también la encuesta, en momentos en que la inversión promedia un 19 por ciento sobre el Producto Interno Bruto (PIB).

De cara al 2012, los empresarios esperan que se mantengan las condiciones de equilibrio en las exportaciones, inversión y empleo, y se prevé mejoras en las ventas pese a la retracción en la rentabilidad por incrementos en los costos.

"No se esperan grandes cambios para el próximo semestre", aunque la falta de inversión hace que continúe "altamente comprometida la capacidad de producción: ocho de cada diez empresas están funcionando a más del 71 por ciento de su capacidad", dijo Eduardo D'Alessio, de D'Alessio IROL.

La encuesta verificó que se mantienen en torno a un 12 por ciento las expectativas empresarias de inversión sobre la facturación actual.

Los empleados reclaman incrementos salariales acordes a una inflación anual que ronda el 25 por ciento, lejos del 9,7 por ciento que reconoce el Gobierno en los últimos 12 meses a junio.

Sica sostuvo que Argentina tiene a favor los altos precios para sus materias primas, por ejemplo la soja, y la apreciación de las monedas de los países vecinos, como el real brasileño, lo que favorece al consumo interno.

(Reporte de Jorge Otaola, Editado por Luis Azuaje)