Bank Nova Scotia y Scotia Quilmes desisten demanda a Argentina

martes 26 de julio de 2011 16:52 ART
 

BUENOS AIRES, jul 26 (Reuters) - Bank of Nova Scotia y la residual de su ex filial en Argentina Scotia Quilmes desistieron de procesos arbitrales y judiciales que iniciaron contra el Estado y el Banco Central de Argentina por 600 millones de dólares.

El reclamo se inició tras medidas adoptadas por la autoridad monetaria argentina durante los años 2001 y 2002, en momentos en que una dura crisis social y financiera golpeaba al país.

"La controversia se originó a partir de la aplicación de un decreto de 2002 que dispuso el otorgamiento de adelantos del Banco Central a las entidades financieras para atender requerimientos de sus depositantes en el marco de la emergencia declarada en ese entonces y de la posterior decisión del Banco Central de revocar la autorización para operar al Scotiabank Quilmes", dijo el comunicado del Banco Central argentino.

Scotiabank Quilmes, controlado por el canadiense Bank of Nova Scotia BSN.T, se convirtió en abril del 2002 en el primer gran banco de Argentina en ser suspendido para operar, después de que la casa matriz se negara a aportar más dinero en el país hasta que el Gobierno aclarara las reglas del sistema financiero tras una caótica devaluación.

Durante el 2001 y el 2002 el país sudamericano sufrió una crisis financiera con la cesación de pagos sobre su deuda soberana, una depreciación de la moneda en torno al 70 por ciento y un congelamiento de depósitos bancarios vigente desde diciembre del 2001.

El Banco Central argentino dijo que canceló el adelanto que se otorgara en su oportunidad al Scotiabank Quilmes, percibió la totalidad del crédito oportunamente verificado en la quiebra de esa entidad financiera y restituyó los activos remanentes del conjunto de garantías presentadas por Scotiabank Quilmes al momento de recibir la asistencia.

(Reporte de Walter Bianchi, Editado por Gabriela Donoso)