13 de julio de 2011 / 19:24 / hace 6 años

ANALISIS-Mercados emergentes difieren en ciclo alzas de tasas

8 MIN. DE LECTURA

* Distintas políticas monetaria en mercados emergentes

* Asia se ve más dura, Europa emergente moderada, A.Latina mixta

* Deuda emergente se beneficiará pero algunos mercados expuestos

Por Sebastian Tong

LONDRES, jul 13 (Reuters) - La creciente incertidumbre sobre el rumbo de las tasas de interés en el mundo está agudizando las divergencias entre los mercados emergentes, dejando atrás los temores de principios de año de que el sector se disponía a una larga batalla contra la inflación.

La vacilante demanda global está llevando a que algunos bancos centrales lleven la política monetaria en reversa y esta moderación ha provocado que la rotación de inversiones las lleve de vuelta a los activos emergentes.

Bancos centrales desde China hasta Chile actuaron casi alineados en los últimos 12 meses, elevando las tasas de interés para combatir las presiones inflacionarias que aquejaban al mundo en desarrollo.

Pero en medio de los cuestionamientos sobre la expansión económica global, exacerbados por la profundización de la crisis de la zona euro, las autoridades monetarias están reevaluando esa estrategia.

Algunos están ahora abiertamente planteando el fin del ciclo de alzas de tasas, por lo que los inversionistas analizan las declaraciones de política monetaria en busca de pistas sobre el fin de la lucha contra la inflación.

"La inflación fue el gran tema en la primera parte de este año, pero ahora hay una gran pregunta sobre el crecimiento global y la presión bajista sobre las tasas de interés en los mercados emergentes", dijo Benoit Anne, estratega de mercados emergentes en Societe Generale.

"Apoyadas en las preocupaciones iniciales por la inflación, las curvas de rendimiento estaban asumiendo demasiadas alzas de tasas en el futuro", agregó.

<^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^ Inflación mercados emergentes vs desarrollados: r.reuters.com/qyb62s ^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^>

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) dijo esta semana que los indicadores adelantados mostraban que las economías líderes del mundo se encaminaban a una desaceleración.

Los recientes datos de empleo en Estados Unidos, que fueron mucho peores de lo esperado, avivaron los temores a que la mayor economía del mundo habría entrado a un ritmo flojo de crecimiento, mientras que la expansión en China, cuyo voraz apetito por materias primas llevó a los precios a récords recientemente, se está desacelerando.

Aunque los precios de los alimentos -una fuente clave de presiones inflacionarias en los mercados en desarrollo- permanecen suficientemente altos como para representar un riesgo al alza, las menores expectativas de crecimiento global han alejado a los costos del petróleo de sus máximos de mayo CLc1LCOc1.

El retroceso de los precios de las materias primas y el efecto base interanual del nivel de soporte están llevando a menores lecturas inflacionarias, dándole a los inversionistas razones para pensar que los bancos centrales también pueden desacelerar el endurecimiento monetario o poner fin a las alzas de tasas por el momento.

"No significa que ya salimos de los problemas (en cuanto a la inflación), pero muchos de los temores ya se han asumido", dijo Edwin Gutiérrez, gerente de cartera de deuda de Aberdeen Asset Management.

"A comienzos de año, se vendió mucho en el extremo largo de la curva (de rendimiento). Ahora, es mucho más mixto, varía de acuerdo al país", agregó.

¿FIN DEL CICLO?

Se espera que los bancos centrales sigan un poco más favorables al alza de tasas en Asia, donde la creciente demanda interna, los mayores precios de los bienes raíces y los ajustados mercados laborales han conspirado para sostener las presiones inflacionarias.

El miércoles, Tailandia elevó su tasa referencial y advirtió que vendrían más, mientras que India subió sus tipos por décima vez en un año el mes pasado y también señaló que habrían más.

Aunque el alza de tasas de la semana pasada fue vista como la penúltima del actual ciclo de endurecimiento del Banco Popular de China, varios analistas ahora argumentan que las tasas podrían subir más ante la inflación de junio, que tocó su máximo en tres años.

En América Latina, han ido creciendo las expectativas de que algunos bancos centrales pronto concluirán con sus ajustes a la política monetaria.

La semana pasada, el banco central mexicano mantuvo su tasa referencial sin cambios y se prevé que Chile haga lo mismo este jueves.

Brasil, que se cree que seguirá elevando las tasas, dijo esta semana que estaba cómodo con su pronóstico de inflación del 2011 pese a una reciente cifra más alta de lo esperado.

Mientras tanto, los persistentes temores fiscales en la zona euro podría provocar que Europa Oriental deje de pedir créditos a los bancos de Europa Occidental, lo que podría reducir la necesidad de endurecer aún más la política en la UE.

El cambio global de mentalidad hacia una política monetaria más neutral está alentando a los mercados emergentes como un todo, dijo el estratega del Citi Luis Costa.

"Si fuera gerente de fondos, quisiera estar al final del ciclo (de alzas de tasas), cuando la desaceleración en el ritmo de alzas de tasas de interés permite la estabilización de la curva de rendimiento", agregó Costa.

Los grandes flujos hacia la renta fija de los países, particularmente en bonos en moneda local, han impulsado a monedas como el zloty polaco y el rand sudafricano en las últimas semanas.

Según JPMorgan, los inversionistas en bonos virtieron unos 30.000 millones de dólares en los principales mercados de deuda local de Europa emergente, Oriente Medio y Africa en los primeros seis meses de este año, por encima de los 25.600 millones de dólares de hace un año.

Pero dado que el ciclo de alzas de tasas en las economías emergentes ha ido menguando, se le pone más atención a las vulnerabilidades de algunas economías.

Los inversores están preocupados por Turquía, que ha sido reacia a elevar las tasas pese a una economía recalentada, advirtiendo que el amplio déficit de cuenta corriente del país lo tiene expuesto a las crisis externas.

Si la crisis de la zona euro se propaga a miembros de la UE como Polonia, Rumania y Hungría, podrían tener que subir las tasas para estabilizar sus tipos de cambio.

"El impulso por elevar las tasas podría no venir de las presiones inflacionarias sino de la necesidad de elevar la moneda", dijo David Hauner, analista de Bank of America-Merrill Lynch Global Research.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below