Mercados siguen enfocados en euro, divisa tendría más pérdidas

viernes 17 de diciembre de 2010 19:19 ART
 

Por Gertrude Chavez-Dreyfuss

NUEVA YORK, dic 17 (Reuters) - El euro se mantendría bajo presión la próxima semana, toda vez que los mercados siguen temerosos ante los problemas ligados a la deuda soberana en los países de la periferia de la zona euro, así como por la idea generalizada entre los inversores de estar cortos en la divisa europea hasta el 2011.

La agencia Moody's recortó la calificación de la deuda de Irlanda en cinco escalones, a "Baa1" desde "Aa2", y advirtió que podrían producirse nuevas rebajas si el país no logra estabilizar su situación financiera. Esta decisión puso presión sobre la divisa y probablemente lo siga haciendo en el corto plazo.

Un acuerdo entre los líderes de la Unión Europea para establecer un mecanismo permanente de resolución de crisis a partir de mediados del 2013 decepcionó a los inversionistas que esperaban medidas más activas, como la expansión de la Facilidad Europea de Estabilidad Financiera o la emisión de bonos soberanos conjuntos a nivel de la zona euro.

"Hay muchos catalizadores para que el euro baje. Y podríamos ver al euro rondando los 1,26 dólares dentro de dos semanas", dijo James Dailey, jefe de inversión y gerente de cartera de TEAM Asset Strategy Fund en Harrisburg, Pennsylvania.

El viernes, el euro cayó a un mínimo de dos semanas de 1,3133 dólares EUR=EBS y posteriormente cerró en 1,3181 dólares, con una caída del 0,4 por ciento en el día. En la semana, la divisa europea cayó un 0,2 por ciento, aunque en lo que va del mes acumula un avance del 1,5 por ciento.

La firma CitiFX se sumó a las advertencia sobre la debilidad del euro, sumando un 15 por ciento adicional a sus posiciones cortas en su cartera general y reduciendo sus posiciones cortas en dólares a un 5 por ciento desde el 15 por ciento.

Steven Englander, estratega cambiario de Citi, definió esto como un "cambio significativo" en las posiciones del banco.

En el mediano plazo, Englander cree que la zona euro podrá resolver sus problemas, pero señala que el próximo mes podría ser "aspero".   Continuación...