13 de abril de 2010 / 18:35 / hace 7 años

ANALISIS-Canje permitirá expandir más gasto público de Argentina

6 MIN. DE LECTURA

* Gasto público argentino creció fuerte en últimos años

* Ingresos fiscales insuficientes para financiar gasto

* Canje deuda permitiría conseguir financiamiento externo

Por Karina Grazina

BUENOS AIRES, abr 13 (Reuters) - El canje de deuda por hasta 20.000 millones de dólares que Argentina lanzará en los próximos días dará a la presidenta Cristina Fernández la posibilidad de continuar con la fuerte expansión del gasto público, en momentos en que el país enfrenta apremios financieros.

Según expertos, la nueva reestructuración abriría la posibilidad de financiamiento externo para Argentina tras ocho años con el acceso cerrado al mercado voluntario, lo que dará oxígeno a un país que ya no puede sostener el actual ritmo de incremento del gasto estatal con sus recursos tributarios.

"Un canje exitoso que logra reducir el costo de financiamiento público le da al Estado más recursos para gastar", dijo en un informe el economista Ricardo Delgado, de la consultora Analytica.

"No está claro cuánto y a qué plazos podrá emitir (deuda) la Argentina a tasas de un dígito en mercados internacionales (...) pero pocas dudas caben que uno de los alicientes políticos del canje ha sido la posibilidad de acceder a dinero fresco", agregó.

Aún se desconocen los términos de la oferta del canje para el remanente de la reestructuración del 2005, pero los analistas privados descuentan que la operación se concretará exitosamente, con un nivel de aceptación de entre el 70 y 80 por ciento.

Se espera que la oferta a los tenedores de títulos que rechazaron esa reestructuración de 100.000 millones de dólares en cesación de pagos declarada en 2001/2002, sirva también para neutralizar demandas judiciales de inversionistas.

en El Limite

Desde que la economía argentina comenzó a desacelerarse por el impacto de la crisis global, en el último trimestre de 2008, el ahorro presupuestario se fue extinguiendo y el Gobierno se vio obligado a apelar a entidades públicas superavitarias para financiarse.

Este año sumó a las reservas del Banco Central para auxiliar al Tesoro.

"Evidentemente estamos llegando a un límite de la posibilidad de expansión del gasto, porque se tuvo que recurrir de alguna forma a un financiamiento del Estado. El canje permitiría mantener un crecimiento del gasto con las tasas que estamos viendo", dijo el economista Ariel Barraud, del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAT).

El gasto público argentino viene creciendo en los últimos años a un nivel del doble de los ingresos, según analistas. El año pasado alcanzó niveles récord, de hasta un 45 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), según la mayoría de analistas.

"Creemos que es muy difícil que se frene la expansión del gasto, sobre todo porque vemos que este año se viene manteniendo un gasto alto y el año que viene es un año electoral y tradicionalmente en esos años el gasto no cae", señaló Barraud.

Dentro del gasto, lo que más creció en los últimos fueron los subsidios a servicios de electricidad, gas y transporte, entre otros.

Según Verónica Sosa, economista de Economía y Regiones, "los subsidios en el 2004 eran de cero y pasaron a 35.300 millones de pesos (unos 9.080 millones de dólares) en 2009. Hoy, el 15 por ciento del gasto primario son subsidios".

Los analistas advirtieron, no obstante, que un resultado positivo en el canje no implica la inmediata llegada de capitales frescos, debido, en parte, a la falta de credibilidad de las estadísticas públicas.

El ente estatal de estadísticas, Indec, es acusado por opositores, economistas privados y hasta por empleados del organismo de desvirtuar datos sobre desempleo, inflación, pobreza y Producto Interno Bruto (PIB), con objetivos políticos y económicos.

"El tema es que el mismo acuerdo de canje por ahí tiene algún préstamo nuevo de plata líquida, pero que se solucione el canje no es que volvemos inmediatamente al mercado internacional de fondos", dijo Milagros Gismondi, economista jefe de la consultora Orlando J. Ferreres.

"No hay que olvidarse que los prestamistas extranjeros ven el tema de Indec con recelo y cuestiones de solvencia fiscal también se observan cuando uno tiene que invertir en un país", agregó.

Efecto Colateral: Inflacion

Según analistas, un efecto indeseado del elevado gasto público es la inflación, que en los últimos años se convirtió en un dolor del cabeza para el Gobierno y este año amenaza con acelerarse aún más ante la recuperación de la economía.

"La inflación es la otra cara en parte de este aumento del gasto. Cuando no hay salida para algún otro tipo de financiamiento, uno se financia con mayor inflación, entonces el PIB nominal crece porque crecen los precios pero no porque haya mayor producción", explicó Gismondi.

Pero más allá de los efectos inflacionarios y de las críticas de la oposición y de economistas privados, la presidenta Fernández dejó claro que no tiene planes de recortar el nivel de gasto.

"Yo no voy a ajustar a los argentinos. Si quieren un ajuste, que vengan ellos (en referencia a la oposición)", dijo en un reciente acto público.

Reporte de Karina Grazina, Editado por Luis Azuaje

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below