ANALISIS-"Default" podría costar más a Grecia que a Argentina

miércoles 12 de mayo de 2010 17:48 ART
 

Por Sujata Rao

LONDRES, mayo 12 (Reuters) - Los griegos, ferozmente opuestos a medidas de recorte de gasto, se encontrarán en una situación mucho más difícil si su país se declara en 'default', ya que podría sufrir una contracción de la economía y fuga de capitales más prolongada que la vista hace años en Argentina.

En Grecia reina el descontento contra la decisión del Gobierno de mantener el buen humor de tenedores de bonos y aplicar alzas en los impuestos y recortes salvajes a los salarios, para recibir un fondo de ayuda de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Dicho fondo, que incluyó 110.000 millones de euros (cerca de 139.000 millones de dólares) junto con un plan de 1 billón de dólares para contener la crisis, hasta la fecha han mantenido alejado el fantasma de la moratoria griega.

Sin embargo, irónicamente, la crisis helénica obligaría a Argentina a demorar su primer bono desde el 2001, cuando declaró un default de unos 100.000 millones de dólares.

Muchos creen que es preferible declarar la cesación de pagos que someter a los ciudadanos a años de presión económica, especialmente cuando los casos de Argentina y Rusia demuestran que los inversores perdonan a los países que incumplen sus pagos, aunque sea después de un lapso de algunos años.

Sin embargo, Argentina brinda una lección saludable respecto de los resultados inmediatos de un default. La interrupción de pagos de deuda lleva a ahorrar dinero en ese frente, pero el precio puede ser un colapso económico repentino y terrible, acompañado por caos político.

"Hay una sacudida brusca y un ajuste brusco (después de un default)", graficó Philip Poole, jefe de estrategia de mercados emergentes de HSBC. "Si uno se apoya en préstamos para cubrir un déficit fiscal, deberá revertir el déficit de inmediato ya que nadie estará dispuesto a prestarle", agregó.

Así que en cuanto a Grecia, que tiene un déficit primario del 8 por ciento, un default llevaría rápidamente a una austeridad fiscal aún más salvaje.   Continuación...