11 de abril de 2011 / 19:12 / hace 6 años

PERFIL-Zar de precios Argentina, pesadilla del sector privado

* Funcionario peronista ejerce poder sobre sector privado

* Moreno cree en fuerte peso del Estado sobre economía

* Ultima ofensiva, contra mediciones privadas de inflación

Por Hilary Burke

BUENOS AIRES, abr 11 (Reuters) - El beligerante 'sheriff' de los precios de Argentina, Guillermo Moreno, llevó una vez guantes de boxeo a una tensa reunión de negocios, tal vez como broma o tal vez como una amenaza.

De cualquier manera, el hombre a cargo de imponer las reglas del Gobierno entre el empresariado argentino suele salir victorioso.

Ahora está en una ofensiva contra los economistas privados que dicen que la inflación es al menos el doble que la tasa oficial, imponiéndoles pesadas multas para silenciar sus datos estadísticos sobre la medición del costo de la vida, clave de cara a las elecciones de octubre, en las que se espera que la presidenta Cristina Fernández se presente a la reelección.

Pero esta es sólo una de las muchas cruzadas de Moreno.

El secretario de Comercio de Argentina tiene una reputación de ignorar a ministros de mayor rango y de intimidar a empresarios para que acepten límites de precios en productos que van desde bifes hasta gasolina.

Su estilo agresivo también es utilizado para proteger el superávit comercial del país, que se achica cada vez más, y a la industria local.

Un ejecutivo de la industria de la alimentación describió a Moreno como una "plaga bíblica". Sin embargo, ha logrado el respeto de algunos empresarios, que dicen que es fiel a su palabra a pesar de que consideran que no entiende los negocios modernos.

"Tiene una visión antigua. Para él, lo que anda en esta botella (de agua) es el valor de la botella y el agua que está adentro, no hay promoción, publicidad, marketing (...)", dijo recientemente a Reuters Cristiano Rattazzi, presidente de Fiat de Argentina FIA.MI.

"(Pero) tiene una cosa muy extraordinaria para el político argentino: no es coimero" (no pide sobornos), agregó.

Moreno no respondió al pedido de una entrevista.

La mayoría de los empresarios dispuestos a contar sus experiencias con el funcionario no quisieron que sus nombres fuesen publicados por temor a represalias.

Ellos describen un hombre de convicciones que se ve a sí mismo como un soldado de la presidenta Fernández, y antes de eso, de su predecesor y fallecido marido, Néstor Kirchner.

Cuando era presidente, Kirchner, interrogado sobre los rudos métodos de Moreno, dijo que el funcionario "es más bueno que Lassie", en alusión al célebre perro collie de la serie de televisión.

Moreno llenó su oficina con fotos del legendario líder Juan Domingo Perón, quien fue un pionero en la intervención de la economía del país, y también de símbolos católicos como imágenes de la Virgen María.

Adquirió notoriedad en Argentina en el 2007 cuando Kirchner nombró a una aliada de Moreno para liderar la unidad de precios al consumidor en la agencia estatal de estadísticas.

Poco tiempo después, las cifras oficiales de inflación comenzaron a ubicarse muy por debajo de las estimaciones privadas, derrumbando la credibilidad de la agencia entre economistas y expertos, tanto en el plano doméstico como en el exterior.

Moreno ya tenía una reputación de censurar a ejecutivos de compañías en frecuentes llamadas telefónicas y de ordenar el despido de algunos funcionarios clave en el sector energético privado.

Es conocido por usar una vulgar expresión argentina respecto de quién tiene el pene más grande para impresionar y establecer superioridad sobre líderes empresarios. Un ejecutivo escuchó a Moreno proferir la frase.

"Es una persona que se siente tan por encima de los demás, que necesariamente trata mal a la gente. Maltrata a sus empleados, les mete miedo, como intenta hacer con todo el mundo (...) Así logra sus objetivos", dijo el ejecutivo.

Moreno es el ferviente cuidador de subidas de precios en productos de todo tipo. Minoristas y productores de mercaderías como leche hasta cigarrillos necesitan de su aprobación para aumentar los precios.

Se reúne semanalmente con representantes de la industria de la carne para discutir los precios del alimento, clave en la dieta de los argentinos.

Los precios de la carne se dispararon desde fines del 2009, luego que muchos productores liquidaran sus vacas para dedicarse a la siembra, en parte para evitar las pesadas reglas del Gobierno.

En una señal del poder de Moreno, productores de energía modificaron cláusulas en sus contratos para cubrirse ante situaciones de interrupción en el abastecimiento en caso de órdenes de un funcionario "independientemente de que se trate de la autoridad de aplicación o tenga competencia para el dictado de medidas regulatorias".

Moreno también es acusado de obligar a minoristas a comprar localmente y equilibrar cualquier importación con exportaciones para asegurarle al Gobierno la entrada de dólares por el superávit comercial.

Ahora su equipo está multando a consultoras privadas con aproximadamente 120.000 dólares porque publican estimaciones de inflación que el Gobierno considera demasiado altas.

Oficialmente, la tasa anual de inflación en febrero fue del 10 por ciento, muy lejos del 25 por ciento que miden los economistas independientes.

Un representante de una compañía que vende productos de consumo masivo solía reunirse con Moreno aproximadamente cada tres meses para discutir posibles incrementos de precios a medida que aumentaban los costos de producción.

El ejecutivo dijo que Moreno lo trataba con desdén algunas veces, pero que también fue muy eficiente y respetuoso de su tiempo, mantieniéndose dentro de la agenda, algo poco usual en América Latina.

"Me terminó cayendo simpático. Tengo amigos que dicen que es el Síndrome de Estocolmo", dijo, citando un fenómeno en el que los rehenes se enamoran de sus captores.

Con reporte adicional de Jorge Otaola, Escrito en español por Juliana Castilla

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below