ALatina venderá un 24 pct menos de bonos globales en 2011: Fitch

martes 11 de enero de 2011 16:36 ART
 

Por Walter Brandimarte

NUEVA YORK, ene 11 (Reuters) - América Latina debería emitir este año un 24 por ciento menos de bonos soberanos en los mercados de capital internacional, a medida que aumenta la dependencia de los gobiernos en los recursos domésticos de financiamiento, pronosticó el martes la agencia Fitch Ratings.

Las necesidades de financiamiento de los gobiernos bajarán a 398.000 millones de dólares en el 2011, o un 8 por ciento del producto interno bruto regional, frente a los 407.000 millones de dólares en el 2010, o un 9,1 por ciento del PIB regional, estimó Fitch.

Casi el 90 por ciento de esas necesidades de financiamiento serán cubiertas por recursos domésticos, según Fitch. Se espera que la emisión de bonos internacionales cubra sólo un 4 por ciento del total de las necesidades, disminuyendo a 15.700 millones de dólares este año frente a 20.600 millones de dólares en el 2010.

"Esta disminución de la dependencia en préstamos extranjeros y en la emisión externa reduce las vulnerabilidades que se generan de la volatilidad de los mercados externos, las sacudidas financieras y los riesgos de los tipos de cambio", escribieron en un informe los analistas de Fitch Jaime Reusche, Roberto Secemski y Shelly Shetty.

Jamaica es el país con la mayor necesidad relativa de financiamiento en la región (16,3 por ciento del PIB), seguido por Brasil (10,8 por ciento del PIB), aunque este último tiene riesgos de refinanciamiento mucho más bajos, indicó Fitch.

Perú y Chile tienen las necesidades de financiamiento relativo más bajas de América Latina, con un 1,2 por ciento y un 1,7 por ciento del PIB, respectivamente.

La lista de países que tienen los riesgos de refinanciamiento más altos está encabezada por Argentina y El Salvador, con necesidades de endeudamiento de un 5,7 por ciento y un 7,8 por ciento, respectivamente.

A pesar de tener necesidades de endeudamiento relativamente bajas, Argentina tiene opciones de financiamiento limitadas, mientras que El Salvador enfrenta cuestionamientos sobre la sustentabilidad de su deuda, señaló Fitch.

(Reporte de Walter Brandimarte)