8 de junio de 2010 / 18:43 / en 7 años

ANALISIS-Empleo EEUU, bajo amenaza tras fin contratación censo

Por Emily Kaiser

WASHINGTON, jun 8 (Reuters) - Las decepcionantes cifras de empleo de mayo en Estados Unidos encendieron un debate económico que no se resolverá al menos en un mes más: ¿Qué sucederá ahora, cuando ha llegado a su fin la burbuja de contratación temporal por el censo?

El decaído mercado laboral ofrece la evidencia más convincente de que la recuperación podría salirse de su curso, aunque algunos analistas piensan que la contratación temporal del Gobierno para el censo terminó robando empleos al sector privado.

Las nóminas no agrícolas de Estados Unidos crecieron en 431.000 en mayo, el mayor avance en más de 10 años, pero la contratación para el censo representó 411.000 empleos. El sector privado creó la decepcionante cifra de 41.000 puestos de trabajo.

Algunos economistas piensan que el informe laboral de junio -que se conocerá el 2 de julio- caerá en territorio negativo al acabarse las posiciones de corto plazo para el censo, pero otros sostienen que la contratación del sector privado repuntará con fuerza suficiente como para contrarrestar la caída del censo.

Dependiendo de cuál criterio sea el correcto, el ritmo del mercado laboral se ve decididamente diferente, tal como ocurre con la recuperación económica.

Harm Bandholz, economista jefe para Estados Unidos de UniCredit en Nueva York, se ubica en el primer bando. Cree que las nóminas caerán en junio porque la Oficina del Censo despedirá a unos 250.000 trabajadores que fueron contratados para efectuar el conteo poblacional que se realiza cada 10 años.

“Adicionalmente, creemos que la tasa de desempleo subirá de nuevo hacia el 10 por ciento en el verano boreal, debido a una combinación de nóminas más débiles y un incremento de la fuerza laboral”, dijo.

Michael Feroli, economista de JPMorgan en Nueva York, presume que sucederá todo lo contrario. El experto señala que analizando los seis años de censos desde 1960, esta última ocasión es la primera en que el sector privado muestra un incremento en el mes en que la contratación para el censo llega a su apogeo, en mayo.

Con 15 millones de personas sin trabajo, es difícil imaginar que unos cuantos cientos de miles de empleos temporales por el censo fueran suficientes para evitar que las compañías encontraran gente dispuesta a laborar.

Pero Feroli dice que el subconjunto de personas que buscaron un empleo de medio tiempo fue menor, de manera que el censo puede haber tenido un impacto significativo.

Si, por ejemplo, la tienda de ropa Abercrombie and Fitch en el centro comercial de una localidad buscaba contratar un trabajador de medio tiempo, en lugar de ir allá prefirió un empleo temporal del Gobierno, “no queda claro si ellos bien pudieron buscar un trabajador desempleado de la industria automotriz para llenar esa vacante”, dijo Feroli.

Aunque es imposible presentar como “un caso irrebatible” que la decepcionante contratación privada de mayo fue culpa del censo, “las estadísticas muestran que el cuento es plausible”, agregó.

Si el censo frenó la contratación privada en mayo, podría agregar 150.000 empleados a las nóminas de junio, dijo.

RAZONES PARA CREER

Dejando el censo aparte, hay pocas razones para sentirse algo mejor sobre el mercado laboral.

El tamaño de la semana laboral promedio creció en mayo a su nivel más alto en 16 meses, sugiriendo que las compañías están exprimiendo con más fuerza a los trabajadores actuales, pero pronto necesitarán contratar más personal.

El de mayo fue el tercer incremento mensual consecutivo, lo que representa el equivalente a 300.000 trabajadores agregados a las nóminas privadas, dijo el economista de UBS Maury Harris.

Los salarios por hora también subieron, lo que deja más dinero para gastos en los bolsillos de los consumidores.

Datos del Departamento de Trabajo difundidos el martes mostraron que el número de aperturas de empleos en abril tocó su nivel más alto desde diciembre del 2008, con incrementos sólidos en construcción, manufacturas y servicios profesionales.

El último sondeo del Instituto de Gerencia y Abastecimiento sobre compañías de servicios mostró crecimiento del empleo en mayo, la primera expansión de este tipo en más de dos años.

Y la confianza entre las pequeñas empresas ha comenzado a recuperarse. Estas compañías tradicionalmente representan buena parte de la nueva contratación, pero han estado excepcionalmente reticentes debido a sus preocupaciones por las débiles ventas, reformas tributarias y el ambiente regulatorio.

Maria Fiorini Ramirez, presidenta de la firma de asesoría económica Maria Fiorini Ramirez Inc, dijo que las compañías han culminado los grandes despidos y que la contratación continuará, aunque a un ritmo modesto.

“Los balances corporativos están en la mejor forma en que han estado jamás”, dijo durante un encuentro de Reuters sobre Panorama de Inversiones, en Nueva York.

Eso significa que las compañías tienen los medios financieros para contratar, pero sostiene que fueron justificadamente cautos en lo que respecta a la toma de personal porque las reformas al sistema de salud y a la regulación financiera cambiaron las reglas y el costo de las indemnizaciones.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below