Precios bonos EEUU caen tras reporte de empleos de enero

viernes 4 de febrero de 2011 15:32 ART
 

Por Emily Flitter

NUEVA YORK, feb 4 (Reuters) - Los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos caían el viernes y los rendimientos perforaban los apoyos técnicos luego del reporte de empleos de enero, que fue lo suficientemente sólido como para sugerir que la recuperación económica estadounidense está intacta.

Mientras tanto, los continuos disturbios en Egipto, en donde miles de personas se reunieron para pedir la salida del presidente Hosni Mubarak, hizo que los inversores se preocuparan acerca de un alza de los precios de las materias primas que podría avivar la inflación.

El reporte de empleos del Departamento del Trabajo de Estados Unidos era el evento de la semana para el mercado de los bonos, y aunque el aumento de la nómina no agrícola fue menor a lo esperado, los analistas de Wall Street vieron el reporte en el sentido positivo.

La corriente vendedora que hubo a continuación llevó los diferenciales entre los rendimientos a dos y 10 años a un máximo de 11 meses, y llevó al rendimiento referencial por sobre la parte superior de un rango de operaciones a dos meses. El rendimiento a dos años estaba rumbo a su mayor alza semanal desde junio del 2009.

Los analistas aumentaron los llamados del rango para el rendimiento a 10 años, prediciendo un alza de los retornos que podría durar por un tiempo.

"El quiebre del rango está intacto, con el rendimiento a 10 años sobre el máximo del 15 de diciembre de un 3,56+ por ciento", escribió David Ader, jefe de estrategias de bonos de Gobierno de CRT Capital Group en Stamford, Connecticut, en una nota dirigida a los clientes, tras el reporte de empleos.

La nómina no agrícola aumentó sólo en 36.000, muy lejos del alza de 145.000 que se esperaba. Pero la tasa de desempleo cayó a su nivel más bajo desde abril del 2009.

"El impacto del clima invernal fue bastante importante para el tema de la nómina", comentó Carey Leahy, director gerente y economista de Decision Economics en Nueva York.   Continuación...