Británico Osborne: se debe mirar tema yuan en contexto global

jueves 3 de junio de 2010 13:58 ART
 

Por Emma Graham-Harrison

PEKIN, jun 3 (Reuters) - La moneda china debería ser observada como parte de un conjunto más amplio de desequilibrios de la economía global, los que se discutirán esta semana en la reunión del G-20, dijo el jueves el ministro de Finanzas británico, George Osborne.

China estuvo bajo una nueva presión para que permita la apreciación del yuan, al recibir una carta -una copia de la cual obtuvo Reuters- que muestra que el Gobierno de Estados Unidos está considerando investigar si la estricta política cambiaria china fue estructurada como un subsidio comercial ilegal.

La potencia asiática ha dicho que está comprometida con reformar la moneda, pero a su propio ritmo, y argumenta que la estabilidad del yuan ha contribuido a la recuperación mundial de la crisis financiera.

"La moneda necesita ser vista en el contexto más amplio de los varios desequilibrios en el mundo", afirmó Osborne al ser consultado sobre el yuan durante un viaje a China antes del encuentro de ministros de Finanzas y banqueros centrales del Grupo de las 20 economías desarrolladas y emergentes del 4 y 5 de junio en Corea.

"Los países con altos déficits presupuestarios necesitan estar seguros de que pueden manejar aquellos déficits. Los países superavitarios también deben jugar su rol contribuyendo al crecimiento global y eso será uno de los grandes temas de la discusión en Corea del Sur", agregó.

Los comentarios de Osborne son los primeros sobre la ácida polémica en torno al yuan desde que la coalición conservadora-liberal demócrata tomó el poder en mayo en Reino Unido.

Tales comentarios podrían animar a las economías emergentes, preocupadas de que la responsabilidad de ajustar los desequilibrios globales caiga injustamente sobre ellas.

El ministro brasileño de Hacienda, Guido Mantega, culpó recientemente al dólar débil y las bajas tasas de interés en Estados Unidos, y no a la sobrevaluación del yuan, de muchos de los problemas del mundo.   Continuación...