3 de agosto de 2010 / 15:16 / hace 7 años

RESUMEN-Gasto consumidor EEUU estable, preocupa recuperación

7 MIN. DE LECTURA

* Gasto consumidor e ingreso personal, planos en junio

* Nivel de ahorro personal, más alto en un año

* Pedidos a fábricas caen, ventas pendientes casas en mínimo histórico

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON, ago 3 (Reuters) - El gasto y los ingresos personales de los estadounidenses permanecieron sin variaciones en junio, mientras que los contratos de ventas pendientes de casas usadas cayeron a un mínimo histórico, insinuando una anémica recuperación económica para el resto del año.

Los datos del martes demostraron que el crecimiento económico adoptó un ritmo más flojo en los últimos meses del segundo trimestre, augurando un tibio desempeño para el periodo de julio a septiembre.

El gasto había subido un 0,1 por ciento en mayo, según el Departamento de Comercio, y los analistas esperaban un alza similar en junio.

Según otro informe de la Asociación Nacional de Agentes de Bienes Raíces, el índice de ventas pendientes de casas, basado en los contratos firmados en junio, cayó un 2,6 por ciento a un mínimo histórico de 75,7 desde una revisión a 77,7 en mayo. Los economistas esperaban un aumento del 0,6 por ciento.

"Creo que es más evidencia de que la economía está yendo un poco más lento ahora. Con el PIB (crecimiento del Producto Interno Bruto) de la semana pasada, el segundo trimestre fue un poco más lento que lo esperado", comentó Giri Cherukuri, operador de Oakbrook Investments en Lisle, Illinois.

Las acciones en Wall Street profundizaron sus pérdidas tras las cifras, mientras que los precios de los bonos del Tesoro ampliaron sus ganancias y el dólar extendió su retroceso frente al yen.

El lunes, el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, dijo que el gasto del consumidor debería repuntar en los próximos trimestre así como los ingresos y que las condiciones crediticias deberían mejorar.

Bernanke agregó que eso ayudaría a apuntalar a la recuperación, pese a un retiro de los estímulos fiscales y a una menor reposición de inventarios de las empresas.

El débil gasto del consumidor contribuyó a la desaceleración del crecimiento de la economía en el segundo trimestre a una tasa anual del 2,4 por ciento, mostraron datos del Gobierno del viernes. La economía se expandió un 3,7 por ciento en los primeros tres meses del año.

La economía estadounidense está saliendo lentamente de su más larga y profunda recesión desde la década de 1930. Aunque acumula ya cuatro trimestres de crecimiento, la recuperación ha sido débil según los estándares históricos y no ha logrado reducir un desempleo cercano al 10 por ciento.

De acuerdo a otro informe del Departamento de Comercio, los nuevos pedidos recibidos por las fábricas de Estados Unidos disminuyeron un 1,8 por ciento en mayo, en su segunda caída mensual consecutiva y que fue peor que las expectativas del mercado de un descenso del 0,5 por ciento.

La industria manufacturera ha estado liderando la recuperación económica, pero el sector ha mostrado en los últimos meses signos de agotamiento. El lunes, se conoció que la actividad industrial se enfrió en julio por tercer mes consecutivo debido a una baja en los pedidos.

Alto Desempleo

El secretario del Tesoro, Timothy Geithner, advirtió el martes que la tasa de desocupación podría subir por un par de meses antes de comenzar a retroceder.

"Es posible que haya un par de meses donde suba", dijo en el programa televisivo "Good Morning America" de la cadena ABC. "Pero esperamos a ver (...) que es una economía que de a poco está sanando, por supuesto que queremos hacer lo que podamos para reforzar ese proceso", acotó.

La tasa de desempleo está actualmente en un 9,5 por ciento.

El comité de política monetaria de la Fed se reúne la próxima semana y las autoridades del banco central estadounidense debaten respecto a si son necesarias medidas adicionales para empujar a la economía, mientras la recuperación muestra signos de enfriamiento.

"Seguimos teniendo una tasa de desempleo demasiado elevada y hay muy poca creación de empleos, por lo que no es una gran sorpresa que los patrones de gasto se vean flojos", dijo Tom Porcelli, economista para Estados Unidos de RBC Capital Markets en Nueva York.

En junio, los gastos en términos ajustados por la inflación tuvieron un incremento del 0,1 por ciento, tras avanzar un 0,2 por ciento en mayo. Los gastos reales en servicios subieron un 0,1 por ciento, mientras que el gasto en bienes creció un 0,2 por ciento, dijo el Departamento de Comercio.

El ingreso personal tampoco presentó variaciones tras un aumento revisado del 0,3 por ciento en mayo. Esta fue la primera vez desde septiembre que el ingreso no registra incrementos. Los mercados esperaban un avance del 0,2 por ciento en junio desde un aumento para mayo reportado inicialmente en 0,4 por ciento.

El ingreso real disponible de los estadounidenses aumentó un 0,2 por ciento, tras crecer un 0,4 por ciento en el mes anterior. La tasa de ahorros se ubicó en un 6,4 por ciento, su mayor nivel desde junio del año pasado, desde el 6,3 por ciento en mayo.

Los ahorros en el país crecieron a una tasa anual de 725.900 millones de dólares.

El informe mostró también que el índice de gastos en consumo personal, excluyendo los volátiles precios de los alimentos y combustibles, trepó un 1,4 por ciento en los 12 meses hasta junio, su avance más lento desde septiembre.

El índice, un medidor clave de la inflación seguido de cerca por la Fed, había subido un 1,5 por ciento en mayo.

Informe adicional de John Parry y Emily Flitter en Nueva York, Editado en español por Inés Guzmán e Ignacio Badal

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below