Peso argentino marginal se aprecia por falta de efectivo

viernes 3 de junio de 2011 14:05 ART
 

 BUENOS AIRES, jun 3 (Reuters) - El mercado del peso
argentino marginal mostraba el viernes una apreciación de la
moneda contra el dólar por la necesidad de billetes físicos, y
luego de una advertencia oficial para ajustar controles que
eviten la acelerada fuga de capitales.
 La plaza marginal -que no es controlada por el Banco
Central- adoptó una evidente tendencia alcista desde que el
miércoles la autoridad monetaria advirtió de un refuerzo en el
control de las operaciones conocidas como "contado con
liquidación".
 Esas operaciones, a través de las cuales se compran activos
locales que cotizan en el exterior y se los vende en plazas
internacionales para convertirlos a dólares, convalidan un tipo
de cambio con un dólar más fuerte respecto al que se maneja en
el mercado libre.
 Especialistas dicen que por tradición, frente a las
elecciones presidenciales que se celebrarán en octubre, no es
descabellado que inversores se refugien en el dólar para cubrir
sus activos, aunque se descarta cualquier corrida cambiaria
porque el Banco Central demostró tener poder para controlarla.
 A las 1615 GMT, el peso marginal ganaba un 0,59 por ciento,
hasta 4,27 unidades por dólar ARSB=, al tiempo que en las
transacciones mayoristas fiscalizadas oficialmente el peso se
mantenía estable a 4,0925 unidades ARS=RASL por dólar, su
mínimo histórico.
 "Sencillamente no aparecen compradores y sobran los
dólares, por eso los precios se reacomodan en todo momento. Es
habitual que el Banco Central compre los dólares (sobrantes) y
así no deja caer al dólar (evita la subida del peso
mayorista)", explicó un agente financiero de la banca privada.


 ACTIVOS
 La bolsa argentina bajaba nuevamente en sintonía con Wall
Street, tras un desalentador reporte sobre el mercado laboral
estadounidense que reafirmó cifras recientes que apuntan a un
debilitamiento de la recuperación en la mayor economía del
mundo.
 El índice bursátil Merval .MERV de Buenos Aires perdía un
0,11 por ciento, a 3.146,75 unidades, para profundizar la caída
durante junio al 3,20 por ciento.
 Los mayores descensos se anotaban en los papeles del Banco
Hipotecario BHI.BA y en los de la alimentaria Molinos
MOL.BA, con un 1,91 y un 1,89 por ciento, respectivamente.
 En Nueva York, el promedio industrial Dow Jones .DJI
bajaba un 0,52 por ciento.
 Las transacciones porteñas extrabursátiles de bonos
RPLATC arrojaban un promedio con ligero descenso del 0,2 por
ciento como mero reacomodamiento de mercado, ya que según
operadores era evidente el recorte de liquidez.
 Esas bajas tenían en el Disc dolarizado ARDISCD=RASL un
negativo del 0,5 por ciento, frente al riesgo país de Argentina
11EMJ que se movía en equilibrados 595 puntos básicos.
 La debilidad de datos económicos en Estados Unidos y la
tensión financiera por el futuro de la deuda en Grecia
continuarán condicionado al mercado argentino, dijeron
operadores.
 (Reporte de Jorge Otaola; editado por Hernán García)