Bolsa brasileña sube impulsada por compras de oportunidades

viernes 3 de junio de 2011 13:30 ART
 

SAO PAULO, jun 3 (Reuters) - El principal índice de la bolsa brasileña operaba el viernes en alza, recuperándose de las pérdidas registradas al inicio de la sesión tras conocerse datos de empleo en Estados Unidos que estuvieron por debajo de lo esperado.

A las 13.05 hora local (1605 GMT), el índice Bovespa .BVSP avanzaba un 0,83 por ciento, a 64.753,59 puntos, con un volumen de negocios de 1.700 millones de reales.

De acuerdo a Ari Santos, gerente de operaciones con acciones de Hencorp Commcor Corretora, la recuperación del mercado se apoyaba en el hecho de que los datos de Estados Unidos no fueron exactamente una sorpresa, lo que ayudaba a sustentar una búsqueda de oportunidades.

"(El Bovespa) ya tenía una caída grande, ya había anticipado muchos datos económicos flojos", afirmó Santos. "(El mercado) Va a acompañar el sentimiento externo, pero el buen desempeño de algunos papeles domésticos y algunas noticias llegadas desde Grecia pueden neutralizar un poco", agregó.

Grecia prepara un anuncio de medidas más duras de austeridad fiscal y una aceleración del programa de privatización a cambio de un nuevo rescate internacional, para evitar una moratoria de la deuda soberana.

Entre los papeles con alzas se destacaba Cemig (CMIG4.SA: Cotización), con una subida del 2,83 por ciento, a 30,49 reales, que anunció el jueves que su subsidiaria Taesa adquirió dos activos de la española Abengoa (ABG.MC: Cotización) en Brasil por 1.099 millones de reales.

Otras compañías del sector siderúrgico también se destacaban. Las acciones de Usiminas (USIM3.SA: Cotización) avanzaban un 2,16 por ciento, a 23,17 reales, y las de Gerdau (GGBR4.SA: Cotización) ganaban un 0,47 por ciento, a 16,95 reales.

Entre las acciones más líquidas, las de Petrobras PN (PETR4.SA: Cotización) ganaban un 0,17 por ciento, a 24 reales, mientras que las de Vale PNA (VALE5.SA: Cotización) perdían un 0,29 por ciento, a 44,58 reales.

La escasa oscilación en esas acciones reflejaba la debilidad de las materias primas en el exterior, que se hacían eco de los temores a una desaceleración de la economía estadounidense tras datos oficiales que mostraron que el mes pasado se crearon 54.000 puestos de trabajo, bastante menos que los 150.000 estimados.

(Reporte de José de Castro; editado en español por Hernán García)