Telefónica insiste en repatriar 1.800 mln dlrs fondos Venezuela

lunes 2 de agosto de 2010 16:05 ART
 

CARACAS, ago 2 (Reuters) - La española Telefónica insistió el lunes en repatriar unos 1.800 millones de dólares en dividendos procedentes de su filial en Venezuela, luego de que la semana pasada dijo que las expectativas de recuperarlos bajaron desde principios del año.

Venezuela es uno de los negocios más rentables de Telefónica (TEF.MC: Cotización), pero la capacidad de la filial de lograr beneficios contrasta con la dificultad de sacarlos del país en medio de un control de cambios impuesto por el presidente Hugo Chávez en el 2003.

"Confiamos en que el Gobierno -que es quien tiene que aprobar la repatriación de dividendos- reconozca el esfuerzo que está haciendo Telefónica", dijo el presidente de la filial local, Juan Antonio Abellán, a periodistas.

La repatriación de dividendos "es un mensaje bueno para el mercado si Venezuela quiere que hayan otras inversiones extranjeras", agregó.

En los últimos tres años, Telefónica ha logrado repatriar unos 550 millones de dólares de su filial venezolana. Sin embargo, aún no ha recibido autorización para cobrar unos 1.800 millones de dólares.

"Ya empieza a ser una preocupación, sobre todo para los más de 1,5 millones de accionistas", dijo Abellán.

Hasta antes de la devaluación decretada por Chávez en enero de este año -donde se establecieron dos tipos de cambio de 2,60 bolívares por dólar y de 4,30 bolívares por dólar- Telefónica acumulaba cerca de 3.000 millones de dólares.

La semana previa, el responsable de finanzas de Telefónica en España, Santiag Fernández, dijo que las expectativas de repatriar sus dividendos procedentes de Venezuela "han bajado desde principios de año". [ID: nN29255523]

Telefónica reveló el pasado jueves que su beneficio neto subió en el primer semestre un 9,4 por ciento hasta 3.775 millones de euros, por encima de las previsiones de los analistas, debido a que el avance del negocio en Américs Latina opacó la caída de su negocio en España.

(Reporte de Diego Oré; Editado por Mario Naranjo)