2 de diciembre de 2010 / 18:14 / en 7 años

RESUMEN 1-BCE podría estar comprando bonos por crisis zona euro

* BCE extiende política de liquidez ilimitada

* Sin compromiso para aumentar compra de bonos de Gobierno

* FMI dice situación seria, España niega necesidad rescate

* Ministro alemán dice liquidez adicional no es panacea

* Zapatero llama a una “unión fiscal”

Por Sakari Suoninen y Marc Jones

FRANCFORT, dic 2 (Reuters) - El Banco Central Europeo resistió el jueves la presión de comprometerse a un gran programa de compra de bonos para contener la crisis de deuda de la zona euro, pero operadores dijeron que, de todas maneras, el BCE había estado comprando bonos sin hacer ruido.

El presidente de la institución, Jean-Claude Trichet, dijo en una conferencia de prensa que el BCE había decidido mantener las tasas de interés sin variación y extender su red de seguridad de liquidez para apoyar a los bancos vulnerables del bloque.

Trichet no hizo mención a aumentar el programa de compras de bonos soberanos del banco, pese a los llamados a hacerlo después de que el rescate de 85.000 millones de euros (110.700 millones de euros) a Irlanda no lograra despejar los temores de que Portugal y España puedan requerir un rescate.

“Yo digo que estamos constantemente alertas. Estamos constantemente mirando la situación de los mercados”, afirmó el jefe del BCE en rueda de prensa.

Pero en referencia a la política de compra de deuda soberana que el BCE inició después de que Grecia fuera rescatada en mayo, dijo: “El Programa de Valores del Mercado (SMP por su sigla en inglés) está vigente, repito (...) vigente (...) No comentaré sobre las observaciones de los participantes del mercado”.

Los rumores previos a la reunión del jueves de que el BCE podría decidir medidas anticrisis habían ayudado al euro a estabilizarse e impulsado a los mercados bursátiles, pese a que subsisten las preocupaciones por España y Portugal.

El hecho de que no se anunciara ninguna medida importante preocupó a algunos analistas.

Pero la decepción fue atenuada por los reportes de compras de bonos de Irlanda y Portugal por parte del BCE, que ocasionó una caída en la prima que los inversionistas demandan para comprar deuda de esos países respecto a los papeles de referencia alemanes.

La compra de bonos del BCE, dijo un operador, “ha sido más grande que en el último par de semanas, a contar de ayer (miércoles). Ayer y hoy han sido definitivamente mayores que lo normal”, agregó.

Matthew Strauss, estratega de moneda de RBC Capital Markets en Toronto, dijo que Trichet no había fijado un límite para el programa de compra de bonos y esto sugirió la posibilidad de que las compras adicionales de bonos “no estuvieran necesariamente fuera de la mesa del todo”.

Morgan Stanley dijo en una nota que el mercado, que esperaba un anuncio de amplio alcance sobre compras de bonos, había quedado decepcionado pero “al mismo tiempo, parece que el BCE ha continuado acelerando el ritmo de sus compras bajo el SMP”.

¿EURO EN PELIGRO?

Para algunos analistas, el futuro del euro está en duda debido a la crisis de deuda soberana y el temor al contagio a Asia y Estados Unidos.

El director gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, de visita en India, afirmó que la situación en Europa era “seria” y que el FMI estaba dispuesto a proveer ayuda financiera y técnica a los estados miembros si era necesario.

Pero los líderes de la UE se negaron a la posibilidad de que el euro colapse y desmintieron reportes de que llamarían a una cumbre extraordinaria este fin de semana para analizar la crisis.

Una subasta de bonos españoles fue bien recibida por el mercado, en parte por las expectativas vinculadas a la reunión del BCE, y el ministro de Economía alemán, Rainer Bruederle, dijo que había una buena probabilidad de que Lisboa y Madrid no necesitaran de un rescate.

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró que su país no necesitaba recurrir a los fondos de la Unión Europea para enfrentar sus problemas de deuda, pero llamó a una “política fiscal mucho más integrada” para la zona euro.

“Por lo que España aboga es que si tenemos una moneda común, no es suficiente sólo tener un banco central único. No es suficiente tener una política de moneda única. También necesitamos una política económica común”, dijo Zapatero.

Alemania ha rechazado los llamados de Francia y otros países a que la zona euro se convierta en una “unión fiscal”, una medida que podría ayudar al bloque a abordar sus desequilibrios económicos, pero que requiere que los miembros sacrifiquen soberanía por el bien del grupo.

Pero también hay divisiones en el BCE. El gobernador del Bundesbank, Axel Weber, ha llamado a terminar con las compras de bonos y junto a otros consejeros del Banco Central Europeo ha criticado la decisión de la Reserva Federal de comprar 600.000 millones de dólares en deuda pública de Estados Unidos.

El también alemán Bruederle dijo antes del encuentro del BCE que la liquidez adicional por sí sola no resolvería los problemas de Europa.

“Emitir dinero de manera permanente no es la solución. Las imprentas de dinero no deberían caer en las manos de los políticos”, agregó.

Reporte adicional de Marc Jones y Paul Carrel en Francfort y Luke Baker en Bruselas

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below