BREAKINGVIEWS-Grandes volúmenes datos abren una brecha en las estadísticas oficiales

miércoles 30 de marzo de 2016 17:34 ART
 

(El autor es columnista de Reuters Breakingviews. Sus opiniones son personales.)

Por Richard Beales

NUEVA YORK, 30 mar (Reuters) - Larry Summers dice que el mundo "ha invertido muy poco en la recolección de información y estadísticas". El economista de la Universidad de Harvard y ex secretario del Tesoro de Estados Unidos tiene por estos días un nuevo incentivo para promover ese gasto: es ahora director de la empresa de reciente creación Premise Data, que recoge y procesa información económica a través de nuevos medios. Sin embargo, que esté alentando su negocio no significa que esté equivocado.

Premise presentó el miércoles un proyecto piloto con el Banco Mundial para ayudar a que los funcionarios saquen provecho de los grandes volúmenes de datos.

Si bien las cifras de precios al consumidor y otras del estilo se benefician de la coherencia, usualmente se conocen muy tarde. A veces hay además interrogantes sobre la interferencia gubernamental como, por ejemplo, en la Argentina de la ex presidenta Cristina Fernández. Las nuevas tecnologías y métodos pueden aportar cifras más exactas, rápidas y comparaciones globales.

Mauricio Macri, quien fue electo presidente de Argentina en noviembre, suspendió las estadísticas oficiales a la espera de una reestructuración de los métodos de la agencia encargada. La última medición para la inflación al consumidor local fue de un 14,3 por ciento anual en octubre.

Información de la red de Premise, esencialmente personas que toman fotografías de precios en las tiendas, situaron entonces el ritmo de alza de los precios sobre el 20 por ciento. Es un número más verosímil que desde entonces ha aumentado a sobre un 30 por ciento, según una publicación del 16 de marzo con cifras de cuatro días antes.

Además de ofrecer información casi en tiempo real y un saludable contraste, el enfoque en terreno ofrece una vía de comparar con otros países, algo que puede resultar difícil con cifras oficiales que los gobiernos obtienen por diferentes métodos.

El proyecto de Premise involucra a unos 160 precios en 15 países que deberían de ayudar al Banco Mundial a mejorar su información de paridad de poder de compra. El parámetro se usa para normalizar medidas como el PIB entre diferentes países con precios de una canasta de bienes en lugar de los tipos de cambio, que pueden inducir a error.

Es una versión más amplia y estadísticamente más sólida del Índice Big Mac de la revista The Economist, que toma en cuenta los precios de un producto prácticamente ubicuo. No se necesita a un profesor de Harvard para darse cuenta que una enormidad de datos sin filtrar de los teléfonos de los usuarios pueden amenazar la sensación de control que los gobiernos tienen sobre las estadísticas. Si una organización como el Banco Mundial está abierta a la idea, sugiere que hay maneras para saltarse a la burocracia. (Twitter twitter.com/richardbeales1; Editado en español por Javier López de Lérida)