BREAKINGVIEWS-Argentina y Aramco, asuntos complicados en tiempos difíciles

martes 26 de enero de 2016 17:03 ART
 

(El autor es un columnista de Reuters Breakingviews. Sus opiniones son personales)

Por Rob Cox

NUEVA YORK, 26 ene (Reuters Breakingviews) - Dos grandes asuntos dominaron la agenda en Davos la semana pasada: las negociaciones de Argentina con los acreedores no reestructurados y la venta de una parte de Saudi Aramco, el leviatán energético de Arabia Saudita.

Uno abrirá una democracia fuerte a los mercados globales tras años de administración irresponsable y aislamiento. El otro permitirá que un régimen represivo mantenga su control. Podría decirse que ambos mejorarán un mundo en un estado frágil.

Los plutócratas reunidos en el Foro Económico Mundial, que terminó el 23 de enero, pasaron la mayor parte del tiempo asegurándose unos a otros de que la baja de los mercados bursátiles no representa una amenaza para su prosperidad como en 2008.

Pero cuando la discusión iba un poco más allá, más allá del alza en las encuestas sobre el precandidato estadounidense Donald Trump, Argentina y Arabia Saudita se colocaron al frente y en el centro. Representan evoluciones claramente diferentes, que si bien no sugieren que haya una crisis inminente, ilustran la frágil naturaleza de la estabilidad mundial.

El regreso de Argentina a la comunidad económica de referencia es el desarrollo más feliz de los dos. El nuevo presidente Mauricio Macri espera llegar a un acuerdo con los acreedores que encabeza Elliott Management, que no consiguió un pago por el default de los mandatarios predecesores.

Si bien Macri dijo que no se había reunido con Paul Singer, el jefe de Elliott, su delegación de miembros del gabinete, que incluyó al ministro de Hacienda y ex banquero de JPMorgan , Alfonso Prat-Gay, e incluso a un líder de un partido opositor, mostraron su encanto a la concurrencia de banqueros internacionales y líderes mundiales.

Además, Argentina usó el viaje a Suiza para reunirse con ejecutivos de grandes bancos con el fin de preparar el terreno para ampliar las reservas en dólares del país. Si prestan dinero al banco central a cambio de una garantía aún por determinar, a través de operaciones llamadas repo, las instituciones pueden ayudar a que Argentina vuelva a los mercados. Esto presumiblemente cuente con el apoyo del Fondo Monetario Internacional, con el que Macri y su grupo también bailaron tango en Davos.   Continuación...