En medio de tensión con el Gobierno, productores argentinos de soja se aferran a sus granos

viernes 20 de marzo de 2015 15:28 ART
 

Por Hugh Bronstein

BUENOS AIRES, 20 mar (Reuters) - Los productores agrícolas de Argentina están reteniendo más del doble de granos de soja que el año pasado, en abierto desafío a un Gobierno que necesita incrementar su recaudación de impuestos a las exportaciones para financiar el creciente gasto público en un año electoral.

Los agricultores dicen que ese incremento en el acopio, que de un año a otro pasó de 3,4 millones a 7,4 millones de toneladas, se debe al aumento interanual del 12 por ciento en la producción de soja.

Pero ante la alta inflación doméstica y los bajos precios en los mercados mundiales, los productores locales se estarían aferrando a sus granos como protección. Todo mientras comienzan a recolectar la cosecha 2014/15, que marcaría un nuevo récord.

Con el acceso al crédito internacional prácticamente vedado luego de su default parcial de deuda el año pasado, el Gobierno argentino está presionando por diversas vías a los sojeros para que vendan sus porotos, cuya exportación tributa un impuesto del 35 por ciento.

Una resolución de principios de marzo establece que las ventas de "silobolsas" -los envases usados en los campos argentinos para el almacenamiento de granos- deben ser informadas ante el recaudador de impuestos del país.

A su vez, este año el estatal Banco Nación dejó de otorgar créditos a los productores que retengan soja.

"El Gobierno utiliza toda la información y establece normas para presionar a los productores, pero ante el escenario incierto que enfrentamos los productores no acelerarán sus ventas", dijo Ernesto Ambrosetti, economista jefe de la Sociedad Rural Argentina (SRA), que nuclea a los agricultores de mayor escala.

En base a las estimaciones de la SRA y de las bolsas de granos locales, los 7,4 millones de toneladas de soja retenidos hasta el final de febrero representan alrededor del 14 por ciento de la cosecha 2013/14, que fue de unos 52 millones de toneladas.   Continuación...