Regulador argentino abre investigación a Banco Macro en medio de crecientes controles

viernes 3 de octubre de 2014 13:44 ART
 

BUENOS AIRES, 3 oct (Reuters) - El supervisor del mercado financiero de Argentina abrió una investigación al privado Banco Macro por una denuncia de una asociación de consumidores vinculada al cobro de seguros de vida, en medio de una arremetida regulatoria del Gobierno para frenar la fuga de capitales.

La medida de la Comisión Nacional de Valores (CNV) se conoció este viernes, un día después de que suspendió preventivamente a la sociedad de bolsa Mariva Bursátil tras detectar irregularidades de operación en una reciente inspección.

La actividad comercial del Banco Macro no se verá afectada, dijo a Reuters un portavoz del regulador.

Esta semana, la presidenta argentina Cristina Fernández fustigó a los entes reguladores oficiales por no controlar adecuadamente a las entidades financieras principalmente en las operaciones denominadas "contado con liquidación".

En dichas operaciones, los inversores compran acciones o bonos en pesos en la bolsa argentina que también cotizan en Wall Street. Luego, mediante un proceso de arbitraje, liquidan los papeles en Estados Unidos para conseguir dólares.

Los negocios de contado con liquidación presionan al tipo de cambio, que en el mercado interbancario acumula una baja de casi un 22 por ciento en el 2014 y en el mercado cambiario informal una caída cerca de un 30 por ciento.

Tras los comentarios de la presidenta, el entonces titular del Banco Central de Argentina, Juan Carlos Fábrega, renunció el miércoles a su cargo.

En su lugar, asumió el economista Alejandro Vanoli, un funcionario que se venía desempeñando como jefe de la CNV y que es considerado más afín a las políticas intervencionistas del Gobierno.

A su vez, Cristian Girard fue nombrado este viernes al frente de la CNV, según un reporte del Boletín Oficial.

Argentina sostiene un rígido control del mercado de cambios para resguardar sus reservas y evitar la fuga de capitales. (Reporte de Jorge Otaola; Editado por Javier López de Lérida)