Plan argentino para pagar deuda externa en Buenos Aires, plagado de obstáculos

viernes 22 de agosto de 2014 17:51 ART
 

Por Sarah Marsh

BUENOS AIRES, 22 ago (Reuters) - El plan de Argentina de volver a reestructurar su deuda pública, diseñado para sortear una orden de una corte estadounidense que empujó al país a un default en julio, se enfrenta a enormes obstáculos legales y logísticos que pueden hacer que nunca sea puesto en marcha, dijeron abogados.

La presidenta peronista Cristina Fernández anunció el martes el envío al Congreso de un proyecto de ley para permitir que el país sudamericano cancele su deuda bajo legislación extranjera en Argentina y presionar a sus acreedores a reconvertir sus bonos a la ley local.

El juez estadounidense en el centro de la batalla judicial entre el país y los fondos de inversión que Fernández califica de "buitres", que se negaron a participar de reestructuraciones de deuda tras el default argentino del 2002 y demandaron al país para recuperar el valor total de los bonos, dijo que el proyecto de ley es ilegal.

Aunque la propuesta probablemente tenga un paso fácil por un Congreso controlado por el oficialismo y sus aliados, el Gobierno se enfrenta al riesgo de no poder convencer de su solidez a los inversores, las instituciones financieras y los equipos de abogados.

Una enorme duda es cómo Argentina domiciliará en Buenos Aires los pagos a los tenedores de 15 series de bonos sin ayuda de sus actuales intermediarios financieros con presencia en Estados Unidos, que ya fueron advertidos por el juez de distrito en Nueva York Thomas Griesa de que serán apercibidos si colaboran con el país.

También existen serias dudas sobre la propuesta del Gobierno de reemplazar al Bank of New York Mellon como agente de pagos de los títulos por el local Nación Fideicomisos, una unidad del estatal Banco de la Nación Argentina.

La jugada es un intento por retomar los pagos de los intereses a los tenedores de deuda reestructurada después de que fueran bloqueados por Griesa.

"No parece una estrategia que es capaz de ser implementada a gran escala", dijo Marco Schnabl de la firma de abogados Skadden, Arps, Slate, Meagher & Flom.   Continuación...