IFR-Mercados buscan una respuesta al acertijo del default argentino

viernes 8 de agosto de 2014 14:27 ART
 

Por Davide Scigliuzzo y Christopher Spink

8 ago (IFR) - Inversores, banqueros y expertos legales están buscando maneras de que acabe la disputa de más de una década de Argentina con acreedores no reestructurados, antes de que la situación se complique para todos los involucrados.

Las ideas que se están barajando son un canje de deuda para todos los acreedores, una compra de la deuda de los holdouts y una suspensión de la controvertida cláusula RUFO.

Las expectativas de que bancos internacionales lleguen a un acuerdo para comprar parte de los 1.660 millones de dólares que los holdouts reclaman impulsaron los precios de la deuda en la semana. Los inversores apuestan a que esa solución finalmente remediaría el default del país.

Pero la amenaza de que se sumen nuevas demandas de acreedores y las crecientes dudas sobre la capacidad del Gobierno de garantizar un pago completo el próximo año despiertan dudas de que las negociaciones lleguen a buen término entre varios observadores.

La mejor opción en la mesa, según algunos, son los esfuerzos para recolectar firmas de acreedores para una suspensión de la cláusula RUFO, que exige que Argentina ofrezca los mismos términos tanto a los acreedores litigantes como a los inversores que tienen deuda reestructurada.

La eliminación de la cláusula RUFO acabaría con lo que el Gobierno ha dicho muchas veces es un gran obstáculo para cerrar un trato con los holdouts, que no aceptaron las reestructuraciones ofrecidas por Buenos Aires en 2005 y 2010.

"La única señal más o menos viable de avance es la iniciativa para que un considerable grupo de acreedores con bonos reestructurados soliciten una renuncia a la RUFO", dijo Carlos Abadi, presidente ejecutivo de ACGM, un banco de inversión especializado.

Para algunos, esa decisión probaría si el Gobierno argentino está fingiendo o si es sincero en sus acercamiento para una negociación con los fondos de cobertura encabezados por Aurelius Capital y NML Capital.   Continuación...