19 de junio de 2014 / 3:13 / hace 3 años

RESUMEN 5-Argentina dice medida cautelar en EEUU torna imposible pago de deuda en Nueva York

7 MIN. DE LECTURA

* Funcionarios argentinos viajarán a Estados Unidos para negociar con "holdouts"

* Juez estadounidense Griesa critica a presidenta Férnandez en audiencia

* Fin de medida cautelar obligaba a Argentina a desembolsar 1.330 mlns dlrs (Cambia redacción y agrega vínculos)

Por Joseph Ax y Nicolás Misculin

NUEVA YORK/BUENOS AIRES, 18 jun (Reuters) - Argentina dijo el miércoles que el levantamiento de una medida cautelar por parte de la Justicia estadounidense imposibilitará que el 30 de junio realice el próximo pago a sus acreedores de deuda reestructurada en Nueva York, lo que deja al país con pocas opciones para evitar un default.

En una nota emitida el miércoles por la noche, el Ministerio de Economía reiteró su voluntad de pagar a los acreedores que ingresaron en los canjes del 2005 y el 2010, pero dijo que no podrá hacerlo ya que corre el riesgo de que los fondos sean embargados para abonar a quienes rechazaron las reestructuraciones.

"El levantamiento del 'stay' por parte del Segundo Circuito imposibilita así el pago en Nueva York del próximo vencimiento de la deuda reestructurada y muestra la inexistencia de voluntad de negociación en condiciones distintas a las obtenidas en la sentencia dictada por el Juez Griesa", señaló la cartera.

El Gobierno del país austral había dicho el martes que inició los procedimientos para realizar una nueva reestructuración de deuda para los tenedores de bonos ya canjeados, con el fin de pagarles bajo la ley local.

Más temprano el miércoles, un abogado de Argentina dijo que funcionarios viajarían la próxima semana a Nueva York en busca de llegar a un acuerdo con acreedores de su deuda impaga, luego de que la justicia estadounidense manifestó el miércoles su desconfianza hacia el país.

Representantes legales del país sudamericano tuvieron el miércoles una audiencia ante el juez de distrito de Nueva York Thomas Griesa, quien había ordenado pagar 1.330 millones de dólares a fondos de cobertura, conocidos como "holdouts".

En el encuentro, el abogado Carmine Boccuzzi señaló que "el plan es estar acá la semana próxima para negociar con los 'holdouts' para resolver esta situación".

Argentina llegó a la audiencia bajo la presión que significó que unas horas antes la Corte de Apelaciones del Segundo Distrito de Nueva York levantara una medida cautelar que permitía temporalmente al país sudamericano no pagar su deuda a los acreedores no reestructurados.

Griesa se mostró duro con los representantes argentinos durante el encuentro y dijo que quiere un mecanismo legal para evitar que Argentina se pueda "tomar en broma" otro fallo.

Muchos creen que esta negociación podría ser el último intento de hallar una solución luego de que la Corte Suprema de Estados Unidos rechazó el lunes una apelación de Argentina para evitar el pago ordenado por Griesa, que según las autoridades argentinas podría desencadenar reclamos de acreedores de deuda en default por 15.000 millones de dólares.

El Gobierno de Argentina asegura que sería imposible cumplir con esas obligaciones.

Lejos de ser un encuentro amable, en la audiencia del miércoles el magistrado estadounidense criticó a la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, por haber dicho durante un discurso que la presión de los acreedores con deuda incumplida era una "extorsión".

"Realmente no me da confianza de un compromiso de buena fe para pagar todas las obligaciones de la República", dijo Griesa, que consideró las palabras de la presidenta como "un problema".

Pagos en Riesgo

Como consecuencia del fallo de Griesa, Argentina no podrá abonar a fin de mes en Nueva York -como estaba previsto- a los acreedores que aceptaron las reestructuraciones pasadas, que representan el 92 por ciento del pasivo, a menos que se pague también a los "holdouts".

"Si no se encuentra algún tipo de solución aceptable para el Gobierno, Argentina probablemente siga adelante con el canje y el default. Lo que es difícil de medir es cuánto el Gobierno está dispuesto a conceder al final (o cuán creíble es realmente su amenaza)", señalaron en un reporte analistas de Eurasia Group.

El juez Griesa dijo que presentará una orden que establezca que la propuesta del ministro de Economía de Argentina de abrir un nuevo canje de deuda viola sus decisiones previas.

Los analistas no tenían claro qué podría ofrecer Argentina para convencer a los tenedores de deuda impaga para llegar a un acuerdo. Pero todos coinciden que la situación es complicada.

"Esto tiene una sentencia definitiva y todo un esquema para hacer cumplir la sentencia. Las posibilidades de negociación de Argentina son muy bajas", dijo a Reuters Maximiliano Castillo, director de la Consultora ACM.

"No se sabe por dónde puede pasar la oferta. Tal vez se pueda extender el plazo, pagar una parte en bonos y otra en efectivo, pero son especulaciones", añadió el analista.

La cláusula sobre los "derechos en futuras ofertas" (RUFO por sus siglas en inglés) que Argentina incluyó para los acreedores que aceptaron reestructurar su deuda, y que impide negociar mejores condiciones de pago con los "holdouts", vence el 31 de diciembre de este año.

Los activos argentinos cerraron en alza el miércoles, en una jornada con marcados altibajos ante las noticias que llegaban desde Nueva York, que finalmente fueron interpretadas como señales alentadoras porque al menos había esperanzas de un proceso de negociación, dijeron operadores.

"El mercado se maneja con la ilusión de alguna salida consensuada. Esto quedó demostrado con el fuerte cambio de rumbo en los bonos y en las acciones", aseguró a Reuters una fuente del mercado local.

El miércoles, representantes del Gobierno asistieron al Congreso argentino en busca del apoyo de los legisladores oficialistas y de la oposición a la estrategia del país, que brindaron un tibio respaldo.

"El Congreso de la Nación argentina, a través de sus diferentes bloques legislativos, ha brindado el pleno respaldo a la posición argentina en defensa de los intereses del país, con sus respectivas aristas", dijo tras el encuentro el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich.

Argentina había declarado el default de 100.000 millones de dólares en el 2001.

Con reporte adicional de Walter Bianchi, Jorge Otaola, Hugh Bronstein y Maximiliano Rizzi en Buenos Aires. Editado en español por Gabriela Donoso y Pablo Garibian

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below