S&P baja calificación de Argentina y bonos caen ante incertidumbre por pago de deuda

martes 17 de junio de 2014 18:00 ART
 

BUENOS AIRES, 17 jun (Reuters) - La agencia de calificación S&P bajó el martes la nota de Argentina y los bonos soberanos del país austral cayeron en el mercado local ante la incertidumbre sobre si podrá pagar sus deudas, luego de un revés en la justicia estadounidense que podría derivar en un default.

Todos los ojos están puestos en el ministro de Economía, Axel Kicillof, que tiene previsto explicar a las 18.00 hora local (2100 GMT) la estrategia argentina, luego de que la Corte Suprema de Estados Unidos rechazó el lunes atender una apelación que buscaba evitar el pago de 1.330 millones de dólares a los acreedores no reestructurados.

S&P bajó el martes la nota de crédito soberano de Argentina a "CCC-" desde "CCC+", para reflejar el mayor riesgo de un incumplimiento de pagos de su deuda en moneda extranjera.

La presidenta Cristina Fernández ha dicho que Argentina continuará pagando al 92 por ciento de los acreedores que canjearon su deuda en las reestructuraciones de 2005 y 2010, pero, según los fallos en Estados Unidos, si quiere hacerlo debe cancelar también al resto de inversores en bonos, a los que Buenos Aires considera "buitres".

S&P dijo que el Gobierno argentino tiene una capacidad limitada para pagar a los acreedores demandantes mientras cumple con el servicio de su deuda actual.

El país austral había declarado el default de 100.000 millones de dólares en 2001.

Los bonos soberanos de Argentina volvieron a caer el martes, luego de la baja del lunes, tras la decisión de la justicia estadounidense, pero las acciones que cotizan en la bolsa de Buenos Aires subían por compras de oportunidad tras las fuertes mermas de la sesión anterior.

"Hoy (martes) toda la atención de los operadores estará en el post cierre, ya que desde el Ministerio de Economía se anunciaría el plan de acción tras la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos, en busca de señales sobre el juez (estadounidense Thomas) Griesa y el mecanismo de pago de los bonos reestructurados", dijo el analista Gustavo Ber, jefe del Estudio Ber.

De acuerdo con los especialistas, Argentina ahora sólo tiene la posibilidad de negociar el modo en que se implementa el pago de la deuda a los acreedores no reestructurados o "holdouts".

Si no lo hace ni obtiene una prórroga judicial corre riesgo el pago por 228 millones de dólares de bonos reestructurados que vencerá el 30 de junio.

La incertidumbre sobre si podrá realizar ese pago provocaba una fuerte alza del costo de asegurar la deuda gubernamental, según cifras de Markit. (Reporte de Nicolás Misculin y Walter Bianchi; Editado por Javier López de Lérida)