16 de junio de 2014 / 19:48 / hace 3 años

BREAKINGVIEWS-Argentina recibe una indirecta de la Corte Suprema de EEUU

(El autor es columnista de Reuters Breakingviews. Las opiniones expresadas son personales)

Por Reynolds Holding

NUEVA YORK, 16 jun (Reuters) - Argentina acaba de recibir una clara indirecta de la Corte Suprema de Estados Unidos. El tribunal declino atender una disputa del país con acreedores no reestructurados, entre ellos NML Capital, una unidad del fondo de cobertura Elliott Management.

Esto podría acarrear una cesación de pagos, considerando la promesa de la presidenta argentina Cristina Fernández de no pagar. Sin embargo, como el máximo tribunal descartó pronunciarse sobre, el mensaje tácito tendrá que interpretarse.

El tiempo se acaba. Hay un pago previsto para fines de julio -incluyendo el período de gracia- para los acreedores que cambiaron deuda impaga de Argentina por bonos nuevos.

Cortes federales de Estados Unidos han decidido que el pago no puede hacerse, a menos que los tenedores de deuda que se negaron a sumarse a las reestructuraciones también reciban los 1.300 millones de dólares que se les adeuda. Un tribunal también ordenó congelar los pagos.

Si la Corte Suprema pedía asesoramiento al Gobierno de Barack Obama, podría haber postergado el caso hasta el 31 de diciembre. Esa es la fecha en que expira la promesa de Argentina de no provocar un perjuicio a los bonos reestructurados llegando a un mejor acuerdo con los ‘holdouts’.

Dadas las muchas lagunas jurídicas de que disponía Argentina, esa opción hubiese tenido mucho sentido para la corte.

Ahora depende de Fernández. Ella ha dicho en reiteradas ocasiones que nunca le pagará a acreedores como Elliott, y un memorando legal que se filtró esbozó un plan para incumplir con los bonos de canjeados, que de ese modo podrían ser reemplazados y pagados fuera del alcance de la legislación estadounidense.

Si bien destacaron la posibilidad de una cesación de pagos, los abogados de Argentina dijeron a un juez federal que ese no era un final que anticiparan.

Las afirmaciones suenan creíbles, dados los eventos recientes. Argentina concretó el mes pasado un acuerdo con acreedores del Club de París por 9.700 millones de dólares por retrasos en deuda gubernamental. Eso siguió a un acuerdo para pagar 5.000 millones de dólares de indemnización a Repsol tras la nacionalización de su interés en la compañía petrolera estatal YPF. Una cesación de pagos, además de nuevos plazos legales, socavarían ese avance.

En cualquier caso, la Corte Suprema está poniendo a prueba a Argentina. En otro fallo emitido el lunes, los magistrados dijeron que los acreedores podrían exigir información sobre los activos no estadounidenses de la nación en un esfuerzo por cobrar. Es hora de que Fernández capte la indirecta y empiece a decir algo. (Traducido por Damián Pérez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below