Argentina le resta importancia al derrumbe de las reservas del Banco Central

viernes 31 de enero de 2014 09:44 ART
 

BUENOS AIRES, 31 ene (Reuters) - La fuerte caída de las reservas internacionales del Banco Central argentino es coyuntural y se revertirá apenas ingresen divisas de exportaciones pendientes de liquidación, dijo el viernes el Gobierno del país sudamericano.

Las reservas de la entidad, que se convirtieron en la principal fuente de dólares en Argentina por una crisis de liquidez de moneda extranjera, cayeron un 30 por ciento desde enero del 2013 a unos 28.000 millones de dólares. Desde el jueves pasado, cuando el peso argentino sufrió su peor devaluación en más de una década, perdieron un 3,6 por ciento.

El Gobierno utiliza el stock de dólares de la entidad para pagar sus deudas en moneda extranjera, financiar las gigantescas importaciones de energía del país, y volcar diariamente al mercado cambiario los dólares necesarios para evitar una mayor caída del peso y mantener la economía funcionando.

"La eventual disminución en el volumen de reservas de corto plazo no tiene nada que ver con las proyecciones de largo plazo", dijo a periodistas en jefe de Gabinete de Ministros, Jorge Capitanich.

El funcionario agregó que el Gobierno espera ingresos por entre 27.000 y 30.000 millones de dólares en los próximos meses por exportaciones pendientes de cereales correspondientes a las cosechas 2012/13 y 2013/14. La recolección de la última campaña de soja, el principal cultivo del país, se inicia en marzo.

Analistas se han mostrado escépticos sobre la posibilidad de revertir la caída de las reservas de la entidad por la falta de una respuesta estructural del Gobierno a la crisis de liquidez y la alta inflación en el país, que ha creado expectativas de una mayor devaluación.

Argentina es uno de los mayores exportadores de cereales del mundo. El Ministro de Agricultura, Carlos Casamiquela, dijo que los agricultores retienen 8 millones de toneladas de granos equivalentes a 3.500 millones de dólares, según fue citado en la edición del viernes del diario Página 12.

Los grupos exportadores de granos prácticamente paralizaron las ventas al exterior en las últimas semanas por la expectativa de una mayor devaluación del peso, agudizando la crisis de liquidez en el país.

El peso argentino se derrumbó un 15 por ciento entre el miércoles y jueves de la semana pasada.

La escasez de dólares en Argentina es producto del estancamiento de sus exportaciones industriales, un pobre nivel de inversiones extranjeras por las políticas intervencionistas de la presidenta Cristina Fernández y la falta de acceso a los mercados internacionales de deuda. (Reporte de Alejandro Lifschitz, editado por Gabriela Donoso)