17 de diciembre de 2013 / 20:23 / en 4 años

Precios bonos EEUU suben tras subasta de notas a dos años y cautela sobre Fed

(Actualiza con precios detalles; cambia redacción y autor)

Por Steven Norton

NUEVA YORK, 17 dic (Reuters) - Los precios de los bonos estadounidenses subieron el martes luego de que el Tesoro realizó una subasta de letras a dos años por 32.000 millones de dólares con una buena demanda, y mientras los inversores esperaban el comunicado de política monetaria que la Reserva Federal emitirá el miércoles.

Las notas a dos años se vendieron a un rendimiento alto de 0,345 por ciento, por debajo del nivel en el que estaban operando antes de la subasta. La venta registró el mayor ratio de cobertura desde enero.

La subasta se vio impulsada por la demanda de bonos de bajo riesgo, mientras los operadores permanecieron concentrados en lo que dirá la Fed sobre su programa de estímulos el miércoles, cuando concluya una reunión de políticas de dos días.

Cualquier tipo de sorpresa del banco central sobre una continuidad de sus políticas más allá de lo esperado podría anclar la curva de rendimiento a corto plazo.

Muchos analistas esperan un anuncio sobre la reducción del programa de compra de activos para el primer trimestre del año que viene, pero dicen que una maniobra para disminuir el estímulo esta semana no es algo descabellado.

Un sondeo de Reuters publicado la semana pasada mostró que 32 economistas pronostican que el banco central de Estados Unidos reducirá su estímulo en marzo, mientras que otros 22 esperan que lo haga en enero. Doce economistas proyectan un recorte del programa esta semana.

En el mercado abierto, los bonos referenciales del Tesoro estadounidense a 10 años subieron 8/32 en precio, para rendir un 2,848 por ciento.

Por su parte, las notas a 30 años avanzaron 11/32 en precio, para rendir a un 3,876 por ciento.

Los precios al consumidor en Estados Unidos se mantuvieron estables en noviembre, dijo el Departamento de Trabajo. El índice de precios excluyendo los ítems más volátiles de alimentos y energía subió un 0,2 por ciento.

Estos datos indicaron que la Fed podría ser flexible a la hora de decidir cuándo reducirá los 85.000 millones de dólares que inyecta mensualmente en la economía mediante la compra de bonos y títulos respaldados por hipotecas.

Datos recientes que indicaron una baja en el desempleo y mejoras en los indicadores económicos respaldan el argumento de que la Fed podría empezar a reducir sus compras de bonos, aunque un tercer elemento -una inflación más baja de lo que pretende el banco central- podría ser un obstáculo.

Las autoridades de la Fed temen que los magros incrementos de precios produzcan una deflación, un fenómeno que tiende a desacelerar la actividad económica. (Reporte adicional de Ellen Freilich. Traducido al español por Damián Pérez, editado por Gabriela Donoso y Javier Leira)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below