Inversión en mercados emergentes caerá en 2014: Banco Mundial

jueves 5 de diciembre de 2013 19:05 ART
 

WASHINGTON, 5 dic (Reuters) - La inversión extranjera directa hacia los mercados emergentes debería decaer el próximo año por los persistentes temores que provoca la economía mundial, dijo la unidad de garantías contra pérdidas por riesgo político del Banco Mundial.

Por primera vez en cinco años, las empresas pusieron a la inestabilidad económica como primera preocupación y como mayor restricción a la inversión en los mercados emergentes en los próximos tres años, según un reporte del Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA) del Banco Mundial.

"La persistente incertidumbre parece haber perjudicado el ánimo en general, con un pesimismo económico que está en la base de las expectativas de estancamiento de los niveles de Inversión Extranjera Directa", dijo el MIGA en un reporte.

Las conclusiones sugieren que la recuperación económica mundial aún está buscando un camino tras la crisis financiera de 2007-2009.

En su último panorama para la economía global, el Fondo Monetario Internacional bajó su previsión de crecimiento mundial por sexta vez consecutiva, alertando sobre una expansión débil del mundo en desarrollo.

El financiamiento exterior que ingresaría en los países en desarrollo caería un 4,5 por ciento el próximo año, tras un alza de un 2 por ciento en 2013, dijo el reporte.

No obstante, los cerca de 600.000 millones de dólares anuales en inversión extranjera directa a los mercados emergentes son casi cuatro veces los niveles de hace una década, agregó.

MIGA dijo que la mayoría de las 459 empresas que encuestó sobre sus actividades en mercados emergentes no planeaba retirar o cancelar inversiones existentes.

El organismo alienta la inversión extranjera directa en mercados emergentes protegiendo a los inversores privados de riesgos políticos como guerras o cesaciones soberanas de pagos.

Los inversores están preocupados por la inestabilidad en Oriente Medio y el norte de África, por las expropiaciones y disputas legales con gobiernos de América Latina, y por la renegociación de contratos en países con recursos naturales, agregó el reporte. (Anna Yukhananov; editado en español por Javier López de Lérida)