23 de agosto de 2013 / 15:35 / en 4 años

ACTUALIZA 3-Argentina pierde apelación en EEUU ante acreedores, pero evita default inmediato

(Agrega detalles, citas y cambia redacción)

Por Jonathan Stempel y Nate Raymond

NUEVA YORK, 23 ago (Reuters) - Argentina perdió el viernes una apelación en Estados Unidos contra un fallo que le ordenó pagar 1.330 millones de dólares a acreedores con bonos en cesación de pagos, pero no estará obligada a cumplir con la sentencia en el corto plazo, ahuyentando los temores a un nuevo inmediato default.

Un panel de la corte de apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York dijo que su decisión quedará en suspenso hasta que la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos se expida sobre una apelación que Argentina realizó en junio a una decisión judicial anterior, lo que puede demorar varios meses.

Argentina cayó en default hace más de una década, cuando dejó de honrar una deuda de 100.000 millones de dólares por una crisis económica. El país reestructuró sus obligaciones en el 2005 y el 2010 aplicando fuertes quitas a los inversores, pero los acreedores que no aceptaron participar de esas operaciones entablaron una larga batalla legal.

En su fallo, la corte de apelaciones fue fuertemente crítica de varias declaraciones de la presidenta argentina, Cristina Fernández, sobre que su país no acataría ningún fallo judicial que la obligue a pagar a los acreedores rebeldes, a quienes la mandataria califica de "fondos buitres".

La decisión de la corte de apelaciones supone una victoria para los llamados "holdouts" encabezados por NML Capital Ltd, una unidad de Elliot Management Corp de Paul Singer, y Aurelius Capital Management.

Argentina argumentó que, si es obligada a pagar a los tenedores rebeldes, se creará un antecedente que pondrá en riesgo los esfuerzos de los países con problemas financieros para reestructurar su deuda.

Pero, los jueces rechazaron ese razonamiento, calificando a Argentina como un "atípico deudor obstinado" y afirmaron que los países ahora suelen incluir cláusulas en sus bonos para eliminar el riesgo de que un grupo minoritario de acreedores amenace su reestructuración.

Además destacaron la falta de voluntad expresada por el país sudamericano para cumplir con la ley estadounidense.

"Funcionarios argentinos anunciaron pública y repetidamente su intención de desafiar cualquier decisión de esta corte y de la corte distrital con la que ellos disienten", escribió el juez estadounidense Barrington Parker.

El país sudamericano había apelado ante la Cámara de Apelaciones una sentencia del juez distrital Thomas Griesa, que ordenó en un fallo previo pagar a los tenedores de deuda incumplida cada vez que abona los bonos reestructurados.

Como Argentina ya había adelantado que no pagaría a los "holdouts", Griesa había advertido sobre la posibilidad de embargar los fondos que Argentina deposita en Nueva York para pagar su deuda, lo que haría caer al país en una cesación de pagos técnica al no poder honrar sus acreencias.

Los activos argentinos tuvieron reacciones mixtas al fallo judicial de la corte de apelaciones. Mientras que las acciones de los bancos en la bolsa de Buenos Aires subieron fuerte porque se alejó la posibilidad de un nuevo default en el corto plazo, los inversores tomaron ganancias en los bonos en dólares en una jornada con poco volumen de negocios.

"La decisión del tribunal en contra de Argentina es lo que hemos estado esperando. La decepción del mercado puede ser moderada por la continuación de la suspensión a través de la apelación a la corte suprema", dijo Stuart Culverhouse, jefe de investigación de Exotix en Londres.

En Santiago de Chile, donde se encuentra de visita, el ministro de Economía de Argentina, Hernán Lorenzino, declinó comentar sobre el fallo.

Los tenedores de deuda reestructurada criticaron el fallo de la corte de apelaciones. Sean O'Shea, un abogado de un grupo de bonistas que incluyen a Gramercy Funds Management LLC, quienes participaron en los dos últimos canjes, dijo en un comunicado que la el fallo "desafortunadamente no trata con detalle" el impacto sobre sus clientes.

LARGA BATALLA LEGAL

En octubre del 2012, la corte de apelaciones, contra todo pronóstico, dictaminó que Argentina violó una cláusula de tratamiento igualitario de sus bonos al no pagar a los tenedores de títulos impagos.

En noviembre, Griesa le ordenó a Argentina pagarles 1.330 millones de dólares en un fideicomiso controlado por la corte, antes de que el país realizara su próximo pago de intereses a bonistas que aceptaron participar del canje del 2005 y 2010. El fallo apelatorio mantuvo esta decisión.

También requirió que terceras partes involucradas en los pagos de deuda reestructurada de Argentina fuesen responsabilizados si la orden de la corte fuese evadida por el país, lo que incluía a Bank of New York Mellon Corp., que actúa como custodio para los tenedores de bonos reestructurados.

La corte rechazó el reclamo de los bonistas que entraron al canje sobre que cualquier fallo que respalde la decisión del juez Griesa los perjudicaría.

"Este tipo de daño -daño con el que un grupo sujeto a una orden judicial que promete no cumplirla amenaza a terceros- no hace que una orden judicial sea injusta", escribió Parker.

La corte tampoco fue persuadida por Argentina de que requerirle el pago a los "holdouts" tendría graves consecuencias para los mercados de capitales y los mercados globales.

Parker llamó a las consecuencias estimadas por Argentina como "especulativas, hiperbólicas y casi completamente generadas por la República".

Un vocero de NML no respondió a pedidos de comentarios, mientras que un portavoz de Aurelius declinó hacer declaraciones.

El ex secretario de Finanzas de Argentina Daniel Marx, un experto en temas de deuda de la consultora Quantum, dijo que según los jueces, Argentina prometió pagar sus obligaciones sin importar que los acreedores fuesen "un (...) fondo buitre, una viuda o un huérfano".

Agregó que "adicionalmente, sostienen que aplicar un descuento a la deuda no estaba en el contrato y la corte debe garantizar el cumplimiento de los mismos".

Reporte de Nate Raymond en Nueva York, reporte adicional de Jorge Otaola, Walter Bianchi y Guido Nejamkis en Buenos Aires, y Alexandra Ulmer en Santiago de Chile, escrita por Alejandro Lifschitz; Editado por Javier López de Lérida

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below