Argentina espera captar 5.000 mln dlrs con amnistía impositiva

jueves 9 de mayo de 2013 13:11 ART
 

BUENOS AIRES, 9 mayo (Reuters) - El Gobierno argentino podría captar unos 5.000 millones de dólares con la masiva amnistía tributaria que lanzó recientemente para que inversores y ahorristas blanqueen fondos en moneda extranjera que no han sido declarados, dijo el jueves un legislador.

La medida busca combatir la escasez de dólares en el país, que es uno de los factores que está ahogando a una economía que creció a un ritmo acelerado durante casi una década pero ahora bordea el estancamiento.

El Gobierno anunció el martes que amnistiará a los inversores y ahorristas con dólares sin declarar si suscriben un nuevo título público destinado a desarrollar proyectos energéticos y un certificado de deuda para financiar al mercado inmobiliario.

Argentina no accede a los mercados de crédito internacionales desde su masivo incumplimiento de pago de deuda del 2002, y apenas recibe inversiones extranjeras por la desconfianza que genera el modelo intervencionista del gobierno de centroizquierda de la presidenta Cristina Fernández.

"Yo tengo una expectativa razonable de encontrarnos con 5.000 millones de dólares que ingresen al país", dijo a una radio local el diputado oficialista Roberto Feletti, un ex viceministro de Economía que preside la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja.

La cifra apenas representa una pequeña parte de los más de 160.000 millones de dólares que el Ministerio de Economía estima que los argentinos mantienen sin declarar, la mayor parte en el extranjero. Los argentinos se han refugiado en el dólar durante décadas para protegerse de los vaivenes de su economía.

Las reservas del Banco Central han caído cerca de un 10 por ciento en lo que va del año por la debilidad de la economía, mientras que el peso retrocedió más de un 20 por ciento en las últimas siete semanas en el mercado marginal por la alta demanda de la divisa en medio de un control de cambios que impide adquirirla legalmente. (Reporte de Alejandro Lifschitz; editado por Hernán García)