1 de abril de 2013 / 14:38 / en 4 años

ACTUALIZA 2-Costo de asegurar deuda argentina sube por ansiedad sobre pagos

(Actualiza con precios, detalles, cita de analista y contexto)

Por Daniel Bases

NUEVA YORK, 1 abr (Reuters) - El costo de asegurar deuda argentina subía el lunes luego de que el Gobierno del país sudamericano presentó a un juzgado de Estados Unidos una propuesta para acreedores no reestructurados que es similar a una ya rechazada en 2010 por los demandantes, lo que elevaba la probabilidad de una cesación de pagos.

Los swaps por incumplimiento de crédito (CDS) se disparaban, elevando el costo de asegurar la deuda argentina a 5 años contra una cesación de pagos a 3,471 millones de dólares por cada 10 millones de dólares en obligaciones, desde los 3,107 millones de dólares del viernes.

En el documento entregado a la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito en Nueva York el viernes, Argentina propuso a los acreedores que no ingresaron en reestructuraciones previas pagarles con bonos con descuento o con bonos con el mismo valor que tenía la deuda en el momento en que el país cayó en cesación de pagos en el 2002.

La oferta ofrecía los mismos términos del plan que se le presentó a los acreedores en el canje del 2010.

El juez de distrito Thomas Griesa ordenó en noviembre a Argentina que pagara 1.330 millones de dólares a los inversores “holdout” al mismo tiempo en que pagaba a los acreedores por bonos que participaron en las reestructuraciones de 2005 y 2010. El dinero debía ser puesto en una cuenta bajo custodia, pendiente de la revisión por la Corte del Segundo Circuito.

El tribunal del Segundo Circuito escuchó la apelación de Argentina contra el fallo de Griesa. La corte ha ratificado ya la decisión del tribunal inferior de que Argentina no cumplió con una cláusula que garantiza igual trato a los inversores, conocida como ‘pari passu’.

Durante cuatro años, los llamados “holdouts”, encabezados por NML Capital Ltd -filial de Elliott Management- y por Aurelius Capital Management, han peleado porque se les pague el monto total de deuda que adquirieron antes o después de la cesación de pagos. Argentina los considera “fondos buitres”.

Portavoces de Elliott y Aurelius no quisieron comentar a Reuters la última propuesta de Argentina.

Los mercados en Buenos Aires estarán cerrados por feriados hasta el miércoles.

En Nueva York, los bonos Par de Argentina se ofrecían con una baja de 0,554 puntos en precio a 30,946, llevando el rendimiento a un 12,59 por ciento. Los bonos Discount se ofertaban con una baja de 0,454 puntos en precio a 53,546, con un rendimiento de un 16,63 por ciento.

“El mercado está mostrando que espera que la Corte de Apelaciones rechace el plan de pagos de Argentina y que ponga a Argentina un paso más cerca de la cesación técnica de pago”, dijo Ignacio Labaqui, quien analiza al país sudamericano para la consultora en mercados emergentes Medley Global Advisors.

Argentina ha acusado a Elliott de tratar de fabricar una cesación de pagos para obtener una ganancia con CDS. Sin embargo, una fuente con conocimiento del caso dijo que Elliott ya no tiene una posición en CDS de Argentina, salvo una lo suficientemente grande para compensar su inversión.

Una segunda fuente con conocimiento de la posición de Elliott dijo que repetidos intentos de negociar directamente con el Gobierno argentino han sido rechazados o ignorados.

En su presentación de 22 páginas del viernes, Argentina dijo que bajo la que llamó opción de bonos “Par” los acreedores recibirán títulos con vencimiento en 2038 por el mismo valor nominal que los bonos que poseen actualmente.

Los bonos Par pagarían una tasa de interés que subiría de 2,5 por ciento a 5,25 por ciento por año durante la duración del título, dijo Argentina.

La propuesta añade que los fondos demandantes recibirían además un pago inmediato en efectivo por intereses atrasados y obtendrían instrumentos derivados que les reportarían pagos cuando el producto interno bruto del país supere el 3 por ciento anual.

Los acreedores podrían recibir bonos con descuento con vencimiento en 2033 que pagarían tasas más altas que las de los bonos Par -un 8,28 por ciento anual-, que en principio también subirían con el transcurso del tiempo.

Además, los fondos recibirían intereses atrasados en forma de bonos con vencimiento en 2017, que pagarían un 8,75 por ciento al año, y unidades de derivados asociados al PIB.

La opción Par está limitada a pequeños inversores que quieran ofrecer hasta 50.000 dólares por serie de bonos, detalló la presentación argentina. El texto añade que no hay limitaciones para la opción de bonos con descuento.

Argentina ha repetido que nunca le pagará a los “holdouts” el valor nominal de sus tenencias.

En el plan que presentó el viernes, Argentina dijo que en el 2008 NML pagó una cifra estimada en 48,7 millones de dólares por su tenencia de bonos y que podría recibir 186,82 millones de dólares con la opción de descuentos, cifra que se compara con los 720 millones de dólares que exige por via judicial. (Reporte adicional de David Gaffen en Nueva York y Hugh Bronstein en Buenos Aires; editado por Hernán García)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below