7 de agosto de 2012 / 20:13 / en 5 años

ACTUALIZA 1-Provincia argentina de Santa Fe busca emitir deuda

* Rico distrito agropecuario busca recaudar hasta 500 millones de dólares

* Necesitará autorización de Congreso local y Gobierno federal

* Enfriamiento de la economía puso sus finanzas bajo presión (Agrega cita de legislador)

BUENOS AIRES, 7 ago (Reuters) - La provincia argentina de Santa Fe dijo el martes que busca emitir deuda por hasta 500 millones de dólares para obras de infraestructura, en momentos en que sus finanzas están bajo presión por el enfriamiento de la actividad económica nacional.

El gobernador del distrito, el socialdemócrata Arturo Bonfatti, anunció que pedirá permiso a la legislatura local para la emisión, que será de mediano y corto plazo.

"La ejecución de dichas obras involucra montos de inversión pública que exceden la capacidad financiera del Presupuesto Anual Provincial", explicó Bonfatti en una conferencia de prensa. Las obras incluyen acueductos, e infraestructura eléctrica y de gas natural.

Como la mayoría de las provincias argentinas, la central Santa Fe, que alberga la gigantesca industria procesadora de granos del país, enfrenta problemas financieros debido a una menor recaudación impositiva fruto de la desaceleración de la economía nacional y un elevado gasto público.

Bonfatti dijo el lunes que la provincia tiene problemas para pagar los salarios a sus empleados. Casi el 90 por ciento del presupuesto del distrito se destina a gastos corrientes como sueldos y pensiones.

Además de la aprobación del Congreso local, el gobernador deberá conseguir la autorización del Ministerio de Economía nacional para la emisión de deuda. Si la emisión incluyera deuda global, el Banco Central también deberá otorgar un permiso.

El Frente Progresista de Bonfatti tiene 15 de los 50 diputados que conforman la Cámara baja de Santa Fe y ocho de los 19 senadores. El Frente para la Victoria (FPV), de la presidenta Cristina Fernández, posee la primera minoría en ambas cámaras.

El presidente de la Cámara de Diputados provincial y líder del oficialista FPV, Luis Rubeo, se mostró dispuesto a discutir el proyecto. "Lo vamos a estudiar (...) Vamos a ver de qué tipo de obras se está hablando", dijo a Reuters.

La mayor parte de los distritos argentinos mantiene fuertes obligaciones financieras con el Estado federal.

Las finanzas de las provincias argentinas están bajo presión por un gasto público que crece más rapido que los ingresos tributarios, alimentando una ya elevada inflación.

Los precios minoristas en Santa Fe acumulan un alza del 22,2 por ciento anual a mayo, según datos oficiales.

Los distritos más grandes, como Buenos Aires y Córdoba, se fondearon de urgencia recientemente en el mercado local para cubrir necesidades de financiamiento.

Buenos Aires, cuyos empleados públicos protagonizaron una ola de protestas el mes pasado por un atraso salarial, pagó una tasa fija del 9 por ciento para colocar títulos por el equivalente a 192,5 millones de dólares a un año de plazo.

En tanto, Córdoba emitió deuda a 365 días por 105,5 millones de dólares al 9,5 por ciento, garantizada con las transferencias de fondos que le envía el Estado federal por la redistribución de impuestos.

En ambos casos, los gobiernos provinciales tuvieron que comprometerse a atar los títulos, suscritos en pesos, a la evolución del dólar para obtener tasas de un dígito.

Un bono de la provincia de Buenos Aires en moneda local con vencimiento en el 2015 tenía el martes un rendimiento implícito del 22,2 por ciento.

"En terminos de endeudamiento, Santa Fe no tiene mayores dificultades. Incluso no tiene deuda con la Nación", dijo el analista Guillermo Giussi, de la consultora Economía & Regiones.

Apenas un puñado de los 24 distritos argentinos ha emitido deuda global en la última década. El Gobierno federal no se financia en los mercados internacionales de capitales desde el gigantesco incumplimiento de deuda del 2001/2002.

Los inversores desconfían de las políticas intervencionistas de la presidenta Fernández, centralizadas en fomentar un alto consumo doméstico y defender la industria local con medidas proteccionistas.

El riesgo país de la tercera economía latinoamericana medido por el EMBI+ del banco JP Morgan Chase alcanzaba el martes los 1.034 puntos básicos, el más alto entre las economías emergentes que conforman el índice. (Reporte de Alejandro Lifschitz; Editado por Ignacio Badal)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below