5 de julio de 2012 / 12:23 / en 5 años

ACTUALIZA 2-BCE baja tasa a mínimo, evita medidas más agresivas

* BCE recorta tasa de préstamos en 25 puntos básicos

* Baja tasa de depósitos a 0,0 pct

* Draghi dice economía zona euro sólo se recuperará gradualmente

* Sin señales de reactivar compras de bonos (Agrega declaraciones de Draghi, detalles)

Por Sakari Suoninen

FRANCFORT, 5 jul (Reuters) - El Banco Central Europeo (BCE) redujo el jueves su tasa de interés referencial a un nuevo mínimo histórico, en un intento por inyectar vida a una economía al borde de la recesión, aunque se abstuvo de tomar medidas más drásticas como compras de bonos o inyecciones de liquidez.

La rebaja de 25 puntos básicos, que dejó la tasa en un 0,75 por ciento, estuvo en línea con lo esperado por el mercado y se produce tras conocerse una serie de datos económicos que mostraron que incluso Alemania, que venía resistiendo los efectos de la crisis, está comenzando a sentir el impacto.

Las acciones europeas extendieron inicialmente sus alzas tras la noticia, mientras que el euro cayó. En total, 48 de 71 economistas consultados en un sondeo de Reuters esperaban que el banco rebajara la tasa, la mayoría de ellos en 25 puntos básicos.

Sin embargo, las acciones redujeron sus alzas después de que el presidente del BCE, Mario Draghi, dijera que la economía de la zona euro sólo se recuperaría gradualmente, bajo la amenaza de la crisis de deuda y de la poca disposición de los bancos a prestar.

“Los riesgo que rodean el panorama económico de la zona euro continúan”, dijo Draghi en la conferencia de prensa posterior al encuentro mensual del BCE.

“Más allá del corto plazo, esperamos que la economía de la zona euro se recupere gradualmente, aunque frenada por varios factores, en particular por las tensiones en algunos mercados de la zona euro y por su impacto sobre las condiciones crediticias”, agregó.

La decisión del BCE se conoció poco después de que China y Gran Bretaña anunciaran también medidas de estímulo monetario.

Además de bajar su tasa de préstamos, el BCE recortó a un 0 por ciento desde un 0,25 por ciento su tasa de depósitos, la cual es una suerte de piso para las tasas del mercado interbancario.

La reducción de la tasa de depósitos marca un intento por alentar a los bancos a prestar sus fondos en el mercado a otros bancos, donde recibirán una tasa más alta, en lugar de depositarlos en el BCE donde recibirán cero retorno.

Esta decisión será vista además con buenos ojos por los bancos del sur de Europa, que dependen fuertemente del BCE para conseguir fondos. El recorte de 25 puntos básicos reduciría los pagos anuales por intereses en los préstamos a 3 años en unos 2.500 millones de euros desde el billón de euros actual.

Un recorte de las tasas de interés no es visto como una panacea para los problemas de la zona euro, que se derivan de una pérdida de confianza en las finanzas estatales y bancarias, pero una reducción en los costos de endeudamiento demuestra que el BCE está listo para dar vida a la alicaída economía.

Draghi dijo que la decisión fue unánime. “Esto conlleva una fortaleza especial”, sostuvo.

El banco central se encuentra bajo presión de los inversores e incluso del Fondo Monetario Internacional (FMI) para que tome medidas más audaces. La directora gerente del fondo, Christine Lagarde, instó esta semana al banco a reanudar sus compras de bonos soberanos, aunque al interior del BCE hay resistencia a ese paso.

Varios consejeros de la institución creen que el programa de compra de bonos -que lleva cuatro meses inactivo- equivale a financiar directamente a los gobiernos, algo que excede el mandato del BCE.

Draghi se cuidó de dar señales que indicaran que el BCE podría ofrecer nuevamente fondos a bajas tasas a los bancos tras las inyecciones de liquidez por un total de un billón de euros vistas en diciembre y febrero, aunque tampoco lo descartó.

“Siempre decimos que nuestras medidas no estándar son temporarias y no queremos comprometernos de antemano sobre decisiones futuras, pero ciertamente ahora que han pasado algunos meses vemos que los flujos de crédito siguen débiles”, afirmó.

Si bien el BCE no está listo para anunciar aún el fin del programa, se ha vuelto claro que las compras sólo se reanudarían en caso de una emergencia declarada.

“Seguimos creyendo que el BCE es renuente a reanudar sus compras de deuda soberana”, dijo Ken Wattret, economista de BNP Paribas.

“Otra inyección de fondos a los bancos es una opción más palpable, sin embargo no está claro cuánto apetito hay por eso, dado que el alto uso del programa de depósitos sugiere que no hay escasez de liquidez en la zona euro”, señaló.

(Escrito por Mike Peacock y Paul Carrel)

REUTERS IG LEA GB

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below